Los atentados contra las unidades del transporte interurbano en la capital de Honduras, siguen a la orden del día, luego que este miércoles un sicario disparara contra un bus interurbano de la empresa Junqueños que cubre la ruta Tegucigalpa - Santa Bárbara.

El hecho ocurrió en horas del miércoles en las afueras de la terminal de dicha empresa ubicada entre la quinta y sexta avenida en Comayagüela, Francisco Morazán.

Durante el acto violento no resultó ninguna persona herida, solo los disparos -al menos tres- hechos contra el automotor. Sin embargo, los usuarios del transporte interurbano no esconden su temor al momento de abordar las unidades.

LEA: Capturan a 'El Barbero', presunto extorsionador que recibía órdenes desde un centro penitenciario

Para el caso, el ciudadano Carlos Dávila, usuario de estos buses que viajan al interior del país, afirmó que lo primero que hacen al subirse a las unidades es encomendarse a Dios.

"Desde el momento que uno se sube a estos autobuses, lo primero que tiene que hacer es encomendarse a Dios, ya que es el único que nos protege. Luego confiar en las autoridades de van a estar un poco más pendientes de las unidades y terminales", dijo Dávila.

Por su parte, la Jinna Martínez, otra usuaria del transporte interurbano pidió al gobierno brindar mayor seguridad en las unidades y terminales de transporte.

Reaccionan transportistas

Por su parte, el dirigente del transporte, Gerardo Aguilar, no descartó que este tipo de atentados sean por el cobro de la extorsión por parte de organizaciones criminales.

"Todo indica que es producto de la extorsión, porque a través del amedrantamiento y violencia es que logran su objetivo. No podemos seguir en esta situación", señaló Aguilar.

En lo que va del presente año suman más de 30 transportistas muertos, entre conductores y ayudantes, a nivel nacional, según estadísticas oficiales.

ADEMÁS: Disparan contra bus interurbano en Comayagüela, ciudadanos en zozobra por el hecho