Los desaparecidos en Honduras durante el año 2022 fueron 106 menores y 132 adultos.

La Dirección Policial de Investigaciones (DPI) recibió denuncias relacionadas con la desaparición de 27 menores de edad del sexo masculino y 79 del sexo femenino.

A octubre se registraron 106 denuncias que se suman a la cifra de desaparecidos durante 10 años anteriores, de cuyos casos no hay siquiera información.

La subsecretaria de Seguridad, Julissa Villanueva, confirma que se arrastra una mora del 85% en la investigación criminal.

“Esa mora en investigación data de más de 10 años y requiere no solo de la participación de la Secretaría de Seguridad, también es urgente el reforzamiento de
la cadena de justicia, que son policías, fiscales y jueces”, indicó.

Eso en el caso de los menores, pero con los adultos desaparecidos las cifras también son preocupantes y repercuten, dice Villanueva.

Sobre todo, en momentos en que la delincuencia común y la transnacional organizada está modificando su actuar.

“En el 2020 se reportaron 204 hombres desaparecidos y 93 mujeres”, refiere.

Pero en el 2021 los desaparecios en Honduras se mantuvieron casi en la misma cifra: 202 hombres y 86 mujeres para un total de 288 desaparecidos.

En el 2022, son 92 hombres y 40 mujeres desaparecidos.

De interés: ¿Dónde está Belkis Molina? Esta sería su primera Navidad y cumpleaños lejos de su familia

Las primeras 72 horas son claves

Según los investigadores, la denuncia es esencial en el caso de los desaparecidos, porque las primeras 72 horas son las más importantes para resolver un caso.

Es por eso que debe haber más atención y prontitud.

“Se han reducido los casos porque muchas de las denuncias se recibieron de inmediato y la divulgación de información en los medios ayudó para dar con esas
personas”, explicó a tunota un agente de la DPI.

Investigaciones pendientes

Son varios casos emblemáticos de desapariciones que están pendientes de resolver en la DPI.

Han pasado meses e incluso años y aún no se sabe qué pasó con ellos.

“En el caso de la desaparición de Angie Peña (hace casi un año), hay suficiente información investigativa.

Evidencia una fuerte red de trata de personas que involucra a mujeres y niñas en sectores turísticos”, revela la subsecretaria de Seguridad.

Además: Cofadeh, 40 años de súplicas por los desaparecidos en Honduras

Villanueva remarca que se ha hecho un seguimiento en las redes sociales para vincular el operar de esos grupos criminales.

Otro caso pendiente es el de Belkis Molina en Intibucá, catalogado como un rapto con fines de secuestro.

“Las investigaciones han arrojado hasta la fecha un modo de operar de personas cercanas a su entorno”, apunta Villanueva.

A la lista se suman los casos de Alberth Centeno, Milton Martínez, Suami Aparicio, Gerardo Róchez, Junior Juárez, Enoc Pérez y Martha Fabiola Matute, que desaparecieron en diferentes zonas del país.

Desde ese momento, no se volvió a saber más de ellos.

Hay familias que aún buscan respuestas. ¿Por qué desaparecieron y dónde están?