"Ese informe de balística presentado -por la funcionaria- yo mismo no lo había estudiado y me sorprendió cuando lo vi", expresó durante su participación en el foro Frente a Frente de Canal 5.

Blen aclaró que, aunque es cierto que se encontraron municiones de uso exclusivo de la Policía Nacional después de la tragedia, decir que armas de esta institución causaron muertes es "un tanto inadecuado". Explicó que se hallaron diversas municiones que no guardan relación con los lugares donde ocurrieron las muertes.

"Es una gran cantidad de balas que se encontraron en los escenarios donde hubo muertes, pero, se encontraron también otras municiones que no guardan relación con espacios donde hubo muerte. A esto le dimos un sentido, cuando ingresaron los cuerpos de seguridad para tomar el control del centro penal, hicieron disparos y esos son los que se encontraron. Esos casquillos no causaron muertes de ninguna interna", detalló Blen.

El fiscal resaltó que la negligencia de las autoridades en aquel momento, cuando la Policía Nacional tenía el control (actualmente es la Policía Militar del Orden Público), permitiendo el ingreso de armas y municiones a la PNFAS, pone de manifiesto la fragilidad del personal asignado.

VEA: Muerte de 46 reclusas en PNFAS serían 'potenciales ejecuciones extrajudiciales', considera Conadeh

Blen indicó que las fiscalías del Ministerio Público continúan investigando los hechos para determinar las responsabilidades de los victimarios y todas las personas vinculadas a la masacre, con el objetivo de presentar el caso posteriormente ante los tribunales.

¿Qué expuso Julissa Villanueva?

Cinco meses después de la masacre, donde murieron 23 mujeres por armas de fuego y armas blancas, y otras 23 por un incendio desencadenado durante una reyerta, la subsecretaria dijo en Frente a Frente que el 96% de las municiones percutidas durante ese fatídico día estaban asignadas a la Policía Nacional.

Además, que algunas de las armas utilizadas en la tragedia pertenecían a la Policía Nacional. En referencia a las autopsias realizadas a los 46 cuerpos, Villanueva informó que se recuperaron 15 balas de los cuerpos, las cuales coinciden con la munición propiedad de la Policía.

Las principales sospechosas de las muertes son privadas de libertad, de las cuales ya se han identificado a 21 para investigación por la Secretaría de Seguridad.

LEA: Denuncia de Villanueva traería repercusiones al Estado; debe presentar pruebas, sugieren expertos