Un hijo del expresidente de Honduras, Porfirio Lobo Sosa, fue asesinado en una masacre en la que perdieron la vida cuatro personas en horas de la madrugada de este jueves cuando salían de una discoteca ubicada en un edificio comercial del bulevar Morazán, de Tegucigalpa, Francisco Morazán.

El exmandatario hondureño identificó a su hijo como Said López Bonilla, de 23 años.

En la masacre también murió el chofer de López Bonilla, confirmó, Lobo Sosa, en Diario Matutino de HRN, en donde aseguró también que otro hijo suyo salió ileso.

VEA: Identifican a los cuatro jóvenes hondureños víctimas de masacre en Puerto Cortés

Otra de las víctimas de la masacre es un sobrino del exjefe de las Fuerzas Armadas de Honduras, Romeo Vásquez Velásquez.

MS-13 estaría involucrada en la masacre

Las autoridades policiales informaron que la masacre habría sido perpetrada por integrantes de la Mara Salvatrucha, MS-13, por lo que ya investigan su presunta participación y el móvil del crimen.

El vocero de la Policía Nacional, comisionado Miguel Martínez Madrid, dijo en HRN que tuvieron información de la masacre a las 2:05 de la madrugada de este jueves a través del Sistema Nacional de Emergencia 911.

"Inmediatamente se movilizaron radiopatrullas al bulevar Morazán y Lomas del Guijarro y se hizo seguimiento a dos vehículos que posiblemente tengan relación (con la masacre). Preliminarmente creemos que la organización criminal MS-13 en este caso pudo haber sido contratada para un asesinato por encargo", indicó Martínez.

TAMBIÉN: Sospechoso de masacre en Santa Bárbara fue regidor de Ilama y pareja de una de las heridas

Martínez Madrid no descartó que la masacre haya sido planificada, por el efecto que puede tener "para desestabilizar a la población, generar caos, causar hasta un efecto de terrorismo".

Ya agregó que la Policía Nacional trabaja para capturar a los responsables de la masacre en la que murió el hijo de Pepe Lobo y "descifrar porqué la MS-13 está realizando estas muertes múltiples en el país".

PUEDE LEER: Hondureño mata a su pareja y luego se suicida en residencial Santa Cruz de la capital