Honduras es el único país que ha logrado frenar las muertes por coronavirus a raíz de un tratamiento que están aplicando, informaron en el programa Frente a Frente los médicos hondureños Miguel Sierra Hoffman, Fernando Valerio y Óscar Díaz, creadores del denominado “fórmula catracho”.

Dentro del tratamiento se determinan tres fases de la enfermedad y en la inicial; cuyos principales síntomas son fiebre, tos y dificultad para respirar, los médicos han logrado frenar la gravedad al utilizar un tratamiento que incluye un antiparasitario, que es capaz de matar al virus en 48 horas.

Te puede interesar: Coronavirus: Fórmula "catracho" comienza a salvar vidas de pacientes en Honduras

En ese sentido, los expertos aseguran que un paciente con coronavirus con los tres síntomas iniciales (fiebre, tos y dificultad para respirar), pueden hacerse lavados nasales con hipoclorito de sodio o gárgaras con sal, tomar el antiparasitario Ivermectina para bajar la carga viral y evitar los contagios.

Pero todo debe ser bajo indicación médica pues el tratamiento también incluye otros fármacos y se administran de acuerdo a la etapa de la enfermedad.

La Ivermectina demostró recientemente en un estudio con 163 centros a nivel mundial que disminuye la letalidad y la estancia en cuidados intensivos y hospitalarios. Este antiparasitario de bajo costo debe dársele a personas con síntomas, además hay estudios de España y de China que han reflejado tempranamente que si se da hidroxicloroquina, azitromicina y zinc, disminuyen las posibilidades de muerte y de complicaciones en cuidados intensivos, de acuerdo a los expertos.

https://youtu.be/W3gqK-KUoa0?t=906

Vale mencionar que fue en Australia donde se descubrió la efectividad de este antiparasitario.

"Hemos descubierto que incluso una sola dosis podría eliminar todo el ARN viral a las 48 horas y que, además, a las 24 horas se produce una reducción realmente significativa", revelaron los investigadores, cuyo trabajo se ha publicado en la revista Antiviral Research.

Te puede interesar: Descubren un fármaco que podría acabar con el coronavirus en 48 horas