Familiares de la joven Loany Vanessa Alfaro Urbina, de 17 años de edad, quien fue asesinada a pedradas el pasado 11 de abril, lloraban sobre su ataúd exigiendo a las autoridades que se haga justicia por su asesinato.

Uno de los más afectados por la muerte de la menor, quien deja un niño, es su abuelo, quien le suplicó a las autoridades que investiguen y apliquen "todo el peso de la ley" a los responsables.

"Pido a las autoridades de Honduras que se de seguimiento al castigo de estos varones ( ... ) todo el peso de la ley", manifestó el abuelo de la menor.

En medio de la consternación el señor lamentó que personas con malas intenciones le quitaran la vida a su nieta, a quien describió como una persona humilde y trabajadora.

El asesinato de la menor ocurrió en la comunidad de San Antonio, Sensenti, Ocotepeque, cuando ella regresaba a su casa y sujetos desconocidos la llevaron a la fuerza a un matorral.

Dentro de una pequeña casa los hombre la golpearon con piedras hasta quitarle la vida.

El cuerpo de Loani fue encontrado dentro de una humilde vivienda.

'No quería nada con ellos': madre de joven encontrada sin vida en Ocotepeque