A criterio del analista hondureño Edmundo Orellana, el Ministerio Público no debe esperar la información de todos los siete hospitales móviles adquiridos por Invest-H, ya que, el Tribunal Superior de Cuentas (TSC) confirmó en un informe que sí hubo irregularidades en el proceso de compra y por tanto la Fiscalía debe actuar de inmediato contra los presuntos responsables.

El informe del TSC señaló además irregularidades en compras de mascarillas, ventiladores mecánicos, pruebas para covid-19, en la contratación de una empresa supervisora del plantel del hospital para Santa Rosa de Copán y señaló que el Consejo Directivo de Invest-H no intervino en dichas compras y ejecuciones de obras.

VEA: Los seis hechos con indicios de responsabilidad penal en compras y contrataciones de Invest-H remitidos por el TSC a la Fiscalía

"No se por qué razón el Ministerio Público está atrasando tantas acciones porque el informe del TSC parece que es exhaustivo en ese sentido (...) en el caso de los hospitales móviles hay que diferenciar dos cosas: la compra que evidentemente es irregular y la describe el TSC y la posible estafa que ha sufrido el Estado con módulos hospitalarios que no responden al pliego de condiciones que seguramente hicieron llegar al proveedor", dijo Orellana.

El hecho de haber pagado anticipadamente el total del costo de los hospitales, no pedir garantías de cumplimiento y calidad y otros detalles señalados por el TSC en la adquisición de los siete sanatorios móviles "es suficiente para que el Ministerio Público proceda contra los responsables", además de la responsabilidad que deja ver el TSC al Consejo Directivo que no actuó a tiempo en las compras de Invest-H, agregó.

TAMBIÉN: Hospital móvil de San Pedro Sula atenderá a pacientes covid desde el jueves 15, confirma ministra de Salud

Por otro lado, Edmundo Orellana manifestó que de momento es prematuro hablar de los delitos que cometieron los responsables de las compras de Inversión Estratégica en el marco de la emergencia sanitaria nacional por el covid-19, pero podría ser malversación de fondos públicos.

Según el órgano contralor del Estado, Invest-H compró dos hospitales móviles (de 91 camas cada uno) por 15.9 millones de dólares y 5 hospitales móviles (uno de 91 camas y cuatro de 51 camas) por 30 millones 950 mil dólares.

Por lo que los centros hospitalarios de aislamiento costaron 46 millones 850 mil dólares (casi 1,200 millones de lempiras).

LE PUEDE INTERESAR: Informe del Cohep revela supuesta sobrevaloración de L800 millones en compra de hospitales móviles