El Ministerio Público (MP) informó este martes que abrió dos líneas de investigación luego de la sustracción de 158 kilogramos de cocaína en resguardo dentro del Tercer Batallón de infantería en Naco, Cortés, al norte del país.

Mediante un comunicado de prensa, el ente acusador del Estado indicó que estás líneas de investigación determinarán lo sucedido y quienes dentro de la unidad militar están involucrados en el robo de la droga.

En ese contexto, el MP detalló que se establecerá porqué si la droga fue dejada en depósito en ese batallón, según acta de entrega del 14 de abril de 2016, y recibida por el capitán José López, la misma no fue destruida como habitualmente se procede con otros cargamentos decomisados.

La sustracción de los kilos de cocaína

El Ministerio Público señaló que de acuerdo con un informe de las Fuerzas Armadas, el robo -de la droga- se cometió entre noviembre de 2023 y enero de 2024, mientras la mayoría de los efectivos del batallón estaban en maniobras militares en el departamento de Gracias a Dios.

Además, agregó que según una inspección hecha por peritos del MP el pasado 1 de marzo del presente año, de los 235 paquetes de droga que ingresaron originalmente; 141 -paquetes- fueron cambiados por otro tipo de sustancia, 17 kilos fueron robados y 77 kilos quedaron con aparente pureza.

Finalmente, el MP afirmó que sigue trabajando en este y otros casos relacionados a la criminalidad organizada, por lo que no descarta entablar acciones contra los responsables de este flagelo.

Las FF. AA. denunciaron la desaparición de la droga

Las Fuerzas Armadas (FF.AA.) confirmaron el 20 de mayo la desaparición de los kilogramos de cocaína de una bodega de una unidad militar, la cual fue sustituida "por otras sustancias".

La institución armada indicó en un comunicado que en 2019 se incautaron 255 kilogramos de cocaína en Trujillo, Colón, y tras confirmar "su pureza" fueron almacenados, por orden del Ministerio Público, en una bodega del Tercer Batallón de Infantería.

"Hasta el 1 de marzo de 2024, después de 5 años de no haberse realizado inspecciones de rutina, se ordenó una investigación especial en coordinación con el Ministerio Público y se logró constatar que en la bodega de evidencias de la unidad militar hacían falta 144 paquetes de la droga incautada", señaló.

Los paquetes de drogas extraídos fueron "sustituidos por otras sustancias, por lo cual de inmediato se inició una investigación exhaustiva para determinar el paradero y posibles involucrados en el hecho", precisó la institución armada.

De igual forma, la institución castrense informó al Ministerio Público "de los indicios del robo de la droga y los supuestos sospechosos en cometer este acto ilícito", señaló el comunicado.