El jefe de Vida Silvestre del Instituto de Conservación Forestal ICF, Marcio Martínez, informó de la muerte de 300 animales en el Zoológico Joya Grande a causa de enfermedad, descuido y por hambre.

Entre las especies que han muerto están; felinos, aves, reptiles, simios y otros. La falta de atención e inyección económica en el lugar ha agravado aún más la situación. Las últimas muertes son de leones, tigres y cebras.

Es así que autoridades del ICF han informado que el objetivo es rehabilitar y recuperar a los animales que aún permanecen en el parque que ha servido de atractivo turístico para familias hondureñas.

"El Zoológico Joya Grande en Santa Cruz de Yojoa enfrenta una crisis financiera significativa desde su incautación al cartel de Los Cachiros. Esta Crisis está relacionada principalmente con la gestión y financiamiento del parque" detalló Martínez.

Recientemente, empleados cerraron el lugar porque demandan el pago de planillas por dos meses atrasados.

Inversión millonaria para rescatar Joya Grande

Actualmente, la administración del atractivo turístico está bajo el mando de la Oficina Administradora de Bienes incautados (OABI). Se estima que se necesita alrededor de 1.3 millones de lempiras mensuales para poder atender el déficit, pues el parque apenas genera 200,000 lempiras.

Ante el colapso de las especies en Joya Grande, asociaciones protectoras de animales exigen buscar alternativas y ceder la administración para evitar que sigan dándose más muertes de animales que necesitan ser rescatados y rehabilitados en el lugar.

Denuncian crisis en Joya Grande: animales sin comida y salarios atrasados (tunota.com)