El comisionado presidente de la Comisión Interventora del Instituto Nacional Penitenciario (INP), Ramiro Muñoz informó que la muerte del Erick David Macías, culpable de la muerte del hijos del expresidente Porfiro Lobo Sosa, no fue un suicidio, sino un homicidio.

"Tenemos a los testigos protegidos aislados que vieron a Nesly Valásquez, hechor intelectual, y Luis Antonio Colindres y Brayan Gutiérrez, los hechores materiales", enfatizó Muñoz.

De acuerdo a Muñoz, cuatro líderes de la MS ordenaron a otros cometer el hecho contra Erick David Macías en la cárcel de "El Pozo",en Ilama, Santa Bárbara.

"Ponemos a disposición del Ministerio Público a los supuestos responsables del hecho", expresó Muñoz.

En desarrollo...