Una hondureña de 30 años se salvó de morir tras ser alcanzada por un rayo que le cayó cuando estaba en su casa en Choluteca, en el sur de Honduras.

De acuerdo con la información que brindó uno de los familiares de la mujer, identificada como Miriam Carranza, ella se acercó a la puerta de su casa para cerrarla debido a que estaba lloviendo.

Repentinamente, cuando la mujer estaba tocando la puerta de metal le cayó un rayo y la hizo caer inconsciente.

Desesperados por salvarle la vida, sus familiares la trasladaron hasta el Hospital General del Sur, donde los médicos le brindaron la asistencia médica. Afortunadamente la mujer se encuentra bien y está recuperándose de la descarga que recibió.

En los últimos días se registraron intensas tormentas en diferentes partes del país, entre ellas, la zona sur.

Aunque el riesgo de que un rayo alcance a una persona es bajo, es importante tomar precauciones durante una tormenta eléctrica, como buscar refugio en un edificio o vehículo cerrado y evitar objetos altos o aislados.

Estas son algunas razones por las que los rayos pueden impactar en las personas:

  1. Conducción de electricidad: Los rayos buscan el camino más fácil hacia el suelo, generalmente a través de objetos que conducen electricidad. El cuerpo humano, que contiene agua y sales, conduce la electricidad, lo que puede hacer que una persona sea un objetivo si está en el lugar equivocado.
  2. Altura y aislamiento: Las personas que se encuentran en áreas abiertas o son el punto más alto en el paisaje (como un campo de golf o una colina) tienen un mayor riesgo de ser golpeadas por un rayo. Lo mismo se aplica si están aisladas, como una persona bajo un árbol solitario.
  3. Proximidad a objetos conductores: Estar cerca de objetos que pueden atraer rayos, como árboles, postes o estructuras metálicas grandes, también aumenta el riesgo. El rayo puede golpear inicialmente un objeto cercano antes de "saltar" a una persona que se encuentre a poca distancia.

Captan momento en que rayo impacta a tres menores en una playa