Fue a través de una correspondencia enviada a Sponda que Roque expresó su "rechazo categórico" por lo que expresó el titular de la Secretaría de Educación, el pasado 25 de junio, durante el programa 30/30 de TSi.

"En nuestro gobierno, ese modernismo y lo que no va con nuestra cultura, ni principios, no lo vamos a enseñar en nuestras escuelas", había indicado Sponda durante esa ocasión.

Seguidamente, tomó una guía de inclusión de género, cuya autoría era la Secretaría de Educación, y la rompió en varios pedazos. "Mire, esto es papel muerto (…) Nosotros no vamos a promover valores que no son parte de nuestra sociedad", agregó.

VEA: Momento en que Daniel Sponda rompe guía de inclusión de género en el aula (VIDEO)

Ante ello, Natalie Roque expresó lo siguiente: "Las anteriores declaraciones y acciones pueden ser constitutivas de discurso estigmatizante o de odio que vulneran la promoción del derecho a la igualdad y el principio de no discriminación de las niñas, adolescentes y mujeres hondureñas, como también de la población LGBTQ+".

La secretaria de Derechos Humanos argumentó que el Estado hondureño forma parte de diversos instrumentos internacionales del Sistema Universal y del Sistema Interamericano de Protección de los Derechos Humanos, "por lo que está obligado a respetar, proteger garantizar y promover los derechos humanos, sin discriminación alguna".

Posteriormente, Roque citó el artículo 151 de la Constitución de la República y la jurisprudencia de la Corte Interamericana de Derechos Humanos (Corte IDH).

La polémica entre ambos secretarios de Estado, una de tantas generadas entre altos funcionarios de la actual administración, se genera en un contexto de socialización de la Ley de Educación Integral de Prevención al Embarazo Adolescente, que, según sectores religiosos de la sociedad, plantea la adopción de una educación sexual con un enfoque de diversidad de género.

La ley fue aprobada el pasado 9 de marzo, pero continúa sin ser vetada o sancionada por la presidenta Xiomara Castro.

Reacciones

El reverendo de la Iglesia evangélica, Mario Fumero, reaccionó y declaró que la Secretaría de Derechos Humanos debería estar concentrada en "defender los derechos de la mayoría".

"No significa que estamos excluyendo los derechos de las minorías, pero sus derechos no se pueden imponer sobre la mayoría. Lo que está haciendo el ministro Sponda es algo muy propio de una cultura, o sea, defender nuestros valores tradicionales", expresó el líder religioso.

Además, aplaudió la intención de Daniel Sponda, quien inició el jueves una etapa de socialización de la ley que, según denuncian, contiene elementos impropios de los valores de la sociedad hondureño.

"Yo creo que el ministro está rompiendo esa guía para establecer una socialización con padres, escuelas, maestros, para hacer una guía acorde a nuestros valores", añadió.

Y cerró: "Somos una sociedad cristiana y no creemos en la diversidad de género, porque la educación sexual le corresponde a los padres de familia".

Por su lado, el expresidente de la Asociación de Padres de Familia, Andrés Martínez, calificó como "contraproducente" que un secretario de Estado le reproche una declaración a otro.

"Es (una reprensión) de una secretaria de Estado (Natalie Roque) a otro (Daniel Sponda), cuando la única persona que puede hacer eso es la presidenta Xiomara Castro o el secretario de la Presidencia", indicó.

De igual modo, recordó que "estamos en contra de que se implementen ideologías de género en los centros educativos y que se promueva la promiscuidad y la orientación lésbico-gay".

"Pero, ¿qué podemos esperar de una ministra que despidió a personas con enfermedades de base o terminales, personas de la tercera edad y homosexuales?", cerró.

De interés: Daniel Sponda asegura que el abuso infantil no es un asunto que se deba politizar