"Los políticos deberían olvidar su bandera en este momento; todos los partidos, para el bien del país, para el bien común", expresó el líder religioso durante una conferencia realizada este jueves.

Esta elección se encuentra estancada desde el pasado 31 de agosto debido a la falta de consensos entre las diferentes fuerzas políticas del país.

Libre nominó a Johel Zelaya y a Marcio Cabañas como fiscal general y fiscal general adjunto, respectivamente, pero solo consiguió 52 votos. Mientras que la nómina del Partido Salvador de Honduras (PSH), que propone a Marcio Cabañas como fiscal general y a Jenny Almendares como fiscal general adjunta, alcanzó 74 votos.

La falta elección de las autoridades del Ministerio Público ha generado tensiones, debido a que Daniel Sibrián, quien ocupa la titularidad de la Fiscalía de manera interina tras un fallo de la Sala de lo Constitucional, no goza del reconocimiento del Ejecutivo y del oficialismo representado en el Congreso Nacional.

Ante ello, el obispo Michael Lenihan hace un llamado a dejar a un lado los colores políticos y agilizar la elección del fiscal general y fiscal general adjunto.

Lenihan enfatizó la importancia de que los diputados y el Gobierno asuman con mayor responsabilidad la misión para la que fueron elegidos por el pueblo hondureño.

"Yo creo que el diálogo es la clave, que el Gobierno sepa escuchar. Eso dijo la presidenta cuando fue elegida, pero pareciera que se han hecho sordos al llamado del pueblo", añadió el obispo.

Lenihan expresó su confianza en que Honduras puede mejorar significativamente si la clase política trabaja unida en beneficio del bien común.

"Honduras cuenta con recursos, es una nación bendecida, pero se necesita buena voluntad para llevar adelante a nuestro país", subrayó.

Además, hizo hincapié en las necesidades fundamentales de la ciudadanía, como acceso a medicinas, educación y fuentes de empleo, destacando que "el pueblo hondureño anhela vivir con dignidad y prosperidad".

Orar por Nicaragua

El líder religioso también pidió oraciones por Nicaragua, donde la Iglesia católica ha enfrentado una férrea persecución por parte del régimen de Daniel Ortega.

"Tenemos que también criticar el actuar del presidente de Nicaragua, Daniel Ortega. Es lamentable lo que ha hecho: persecución a la iglesia, a las universidades, y la expulsión de miembros de la Iglesia que han tenido que abandonar el país", lamentó.

El régimen orteguista ha cerrado al menos 28 universidades en Nicaragua, siendo el retiro de la personería jurídica del Instituto Centroamericano de Administración de Empresas (Incae), el pasado lunes, el incidente más reciente en esta preocupante serie de eventos.

LEA: Régimen de Daniel Ortega retira personería jurídica a escuela de negocios INCAE