La Organización de Naciones Unidas (ONU) ha planteado que para que la Comisión Internacional contra la Corrupción y la Impunidad en Honduras (CICIH) funcione de manera solvente en el país centroamericano es que esta tenga autonomía e independencia, tras la firma el jueves del Memorándum de Entendimiento con el Gobierno de Honduras.

El escrito que publica la ONU y que es atribuido Stephane Dujarric, portavoz del secretario general, Antomio Guterres, da cuenta de la reunión de la presidenta Xiomara Castro y el representante de la ONU, en la cual se discutió el establecimiento de un mecanismo internacional contra la corrupción en Honduras.

Guterres y la presidenta Castro acordaron los términos de un Memorándum de Entendimiento para apoyar el establecimiento de un mecanismo independiente, imparcial y autónomo, resalta.

"Los detalles relativos al establecimiento y funcionamiento del mecanismo se acordarán durante las futuras negociaciones del acuerdo bilateral", agrega el escrito.

Seguidamente indica que "esto incluye lo relativo a la designación por el secretario general de la dirección del mecanismo, cuya independencia y autonomía deberán ser garantizadas".

"A propósito de la CICIH aun cuando el memorando de entendimiento fue firmado este jueves, las condiciones mínimas para que el mecanismo funcione son: autonomía e independencia", destacó, por su parte, el consultor de la ONU, Alejandro Rincón, en su cuenta de Twitter.

También: ¿Con la firma del memorándum de entendimiento se da por hecho la llegada de la CICIH a Honduras?

Firma del Memorándum

Honduras y la ONU suscribieron el jueves el Memorándum que trazará el camino para fijar un mecanismo anticorrupción en el país centroamericano.

Ambas partes reconocieron que con la firma del Memorándum se inician los "trabajos relativos al establecimiento de un mecanismo internacional, imparcial, independiente y autónomo".

El Memorándum, que también establece un proceso de análisis para que mediante reformas legales se cree la figura del querellante adhesivo, tiene una vigencia de seis meses, aunque el mismo puede ser prorrogado por seis meses más si las dos partes están de acuerdo.

Instalación de la CICIH

El Gobierno de Honduras solicitó a la ONU la instalación de una CICIH como parte de las promesas de campaña de la presidenta Xiomara Castro, del partido Libertad y Refundación (Libre, de izquierda).

Honduras ya contó con una Misión de Apoyo Contra la Corrupción e Impunidad en Honduras (Maccih), que dependía de la Organización de Estados Americanos (OEA).

La Maccih fue instalada en 2016 luego de un acuerdo entre Honduras con la OEA, pero en enero de 2020 el Congreso Nacional (de mayoría del Partido Nacional -derecha- en ese entonces) no aprobó un segundo mandato de la Misión, que presentó acusaciones por actos de corrupción que salpicaron a diputados, funcionarios y exfuncionarios.

Vea además: ONU mantiene su propuesta de derogar leyes de impunidad que combaten la corrupción