Viajar desde el nuevo Aeropuerto Internacional de Palmerola (PIA, por sus siglas en inglés) en Comayagua, departamento de Comayagua, está resultando, en la mayoría de los casos, más caro, si se compara con lo que vale salir desde la terminal internacional Ramón Villeda Morales en San Pedro Sula, Cortés, constató tunota.com.

Este medio comparó el lunes (20.12.2021) lo que cobran cuatro aerolíneas por despegar de cada terminal mencionada con destino a Miami, Florida, Estados Unidos y, para que la comparación fuera objetiva, todas las cotizaciones son de viajes con salida el 12 de febrero y regreso el 16 de febrero de 2022.

Por ejemplo, la aerolínea 1 cobra 623 dólares (15 mil 179.5 lempiras) por ese vuelo si usa el aeródromo de Comayagua, mientras que, al utilizar el sampedrano, el valor es de 290 dólares (7 mil 65 lempiras), es decir una diferencia de 333 dólares (8 mil 114 lempiras).

LEA: Empresarios y expertos apoyan iniciativa de Xiomara Castro de revisar contrato de Palmerola

De igual manera, si se usa la aerolínea 2, ese vuelo se adquiere por 181 dólares (4 mil 410 lempiras) cuando el punto de salida es San Pedro Sula versus 499 dólares (12 mil 158 lempiras) en caso de que el viaje inicie por Palmerola. Lo anterior representa que se tienen que cancelar 268 dólares (7 mil 748 lempiras) más si se despega por este último aeródromo.

Precio bajo

Otra de las aerolíneas consultadas, cuya operatividad es de bajo costo, es la única que ofrece vuelos más baratos desde Palmerola, pues esa ruta cuesta 149.3 dólares (3 mil 630 lempiras) partiendo de Comayagua, es decir 33.5 dólares (815 lempiras) menos que los 182.8 dólares (4 mil 454 lempiras) si se usa el aeropuerto de San Pedro Sula.

Sin embargo, este tipo de aerolíneas establecen precios que pueden variar dependiendo de servicios como equipaje y asiento. Por ejemplo, el vuelo que parte de Palmerola podría llegar a costar, en realidad, 279 dólares (6 mil 797 lempiras) si el viajero hace uso de esos servicios especificados.

Lo anterior contrasta, de momento, con las declaraciones de Juan Orlando Hernández, quien ha sostenido en varias oportunidades que Palmerola es una opción más barata para salir del país.

El 11 de diciembre de 2021, cuando Palmerola inició a operar vuelos comerciales, Hernández aseguró que los hondureños se ahorrarían hasta 1 mil 350 dólares (32 mil 822 lempiras) por un boleto de avión, en comparativa con lo que, según él, se pagaba al usar el aeropuerto internacional Toncontín en Tegucigalpa, capital de Honduras.

Además, manifestó que "10 pasajeros podrían viajar desde Palmerola hasta Miami con los 1 mil 557 dólares (37 mil 912 lempiras) que 'cuesta' (costaba) el boleto desde Toncontín".

También lea: Dinaf ha dado en adopción a niños y niñas a 110 extranjeros en 7 años

Un aeropuerto rezagado

Palmerola está ubicado a 82 kilómetros de Tegucigalpa, Francisco Morazán, y sustituye a Toncontín como aeropuerto internacional de la capital.

Con siete puertas de embarque y una pista con longitud de 2 mil 440 metros, Palmerola es superado en capacidad por todos los aeropuertos internacionales que sirven a las capitales de la región centroamericana.

Si se compara con los aeropuertos internacionales Tocumen y La Aurora en Ciudad de Panamá y Ciudad de Guatemala, capitales de Panamá y Guatemala, Palmerola tiene 55 y 18 puertas de embarque menos, respectivamente.

Mientras que en relación con el aeropuerto internacional de San Salvador, en El Salvador, y el Juan Santamaría, en Costa Rica, la desventaja es de 16 y 9 puertas de embarque, de manera respectiva.

De igual forma, el aeropuerto internacional Augusto C. Sandino, en Managua, capital de Nicaragua, tiene tres puertas de embarque más que el aeropuerto comayagüense.

Palmerola costó el doble de lo inicialmente presupuestado

El aeropuerto internacional Palmerola, un proyecto de inversión mediante alianza público-privada, costó el doble del presupuesto inicial.

La obra, según el contrato firmado en 2016 tenía un costo de 109.9 millones de dólares (2 mil 654 millones de lempiras) de los que el concesionario, Palmerola International Airport (PIA), debía aportar 87 millones (2 mil 118 millones de lempiras) y el Gobierno 22.9 millones (560 millones de lempiras).

No obstante, luego de la aprobación de ampliaciones al presupuesto a partir de 2019, la financiación del proyecto ha sufrido diversos incrementos.

Así las cosas, el costo se elevó a 201 millones de dólares (4 mil 894 millones de lempiras), debido a diferentes cambios en el diseño.

De esta cifra, el Gobierno puso 71.28 millones de dólares (1 mil 728 millones de lempiras) y PIA 130 millones (3 mil 165 millones). El contrato de concesión también indicaba que la explotación sería por 30 años, luego de su entrada en operación, pero el plazo se amplió a 35 años en 2019.

El Estado recibirá un canon de 10 por ciento de los ingresos del aeropuerto cuando el volumen de pasajeros sea de 605 mil 804 anuales, cifra que, según algunas proyecciones de expertos, se alcanzará dentro de 28 años. PIA tiene previsto comenzar a funcionar con 272 mil viajeros al año.

'Se tiene que revisar'

El expresidente del Consejo Hondureño de la Empresa Privada (Cohep), Amílcar Bulnes, criticó en el programa 30/30 de TSi que "a pesar de su limitada capacidad (de Toncontín), ya teníamos un aeropuerto (…) Y no es que esté defendiéndolo, pero ya existía un bien".

Bulnes añadió que Toncontín funcionaba perfectamente "en congruencia con las necesidades actuales de un país pobre".

Respecto a los privilegios que han sido otorgados a los inversionistas privados, consideró: "Hay muchos aspectos que se tienen que revisar. Vamos a asumir que Palmerola tiene que buscar su desarrollo y un plan integral, pero no a costas de las necesidades de la población".

El Consejo Nacional Anticorrupción (CNA) asegura que el costó se podría haber elevado a los 212 millones de dólares, de los cuales el Estado habría invertido 3 mil 22.5 millones de lempiras (125 millones de dólares), mientras que la inversión privada habría sido de 2 mil 103.7 millones de lempiras (87 millones de dólares).

Te puede interesar: Gobierno de Xiomara Castro subsidiará a abonados de la ENEE, asegura Hugo Noé Pino