Miembros de la Pandilla 18 en Honduras anunciaron el viernes que dejarán de cobrar el mal llamado "impuesto de guerra" que se les solicita a los comerciantes del país como parte de la extorsión que se implementa por parte de estos grupos delictivos en la nación centroamericana.

A través de redes sociales se viralizó un cartel en donde una de las pandillas más peligrosas de Honduras anuncia que ellos no están realizando el cobro de la extorsión, ya que según su anuncio se están realizando cobros del impuesto de guerra que no son por parte de la Pandilla 18.

"Se les comunica que no se está cobrando extorsión por parte de la pandilla 18. Así que no paguen a ningún extorsionador ni por número de cuenta, ni por Tigo Money (una forma de transferir dinero digital), porque se están haciendo pasar por la pandilla, así que cero extorsión para todos los pobladores. Atte. La 18", dice el mensaje.

En Honduras, las maras y pandillas cobran entre mil y 2 mil lempiras mensuales a los comerciantes del país, pero ese cobro de extorsión varia dependiendo de los ingresos que tenga cada negocio, algunos comerciantes pagan menos de mil lempiras y otros mucho más.

Maras y pandillas exigen pago de extorsión retroactivo por la cuarentena

Hasta hace unos días, los miembros de maras y pandillas han pedido a los transportistas y comerciantes en Hoduras, que les paguen las tarifas de extorsión de forma retroactiva por los meses de la cuarentena que ha permanecido la pandemia del coronavirus en el país.

Pese a la suspensión de las labores en el sector transporte los criminales han estado exigiendo el pago del mal llamado "impuesto de guerra", por lo que las autoridades están investigando.

https://youtu.be/fOCr0mPseqc

Lea además: ¿Quién era "Boxer Huber", el pandillero bilingüe que creció en Estados Unidos y fue asesinado en Támara?