Hace un año, en julio de 2022, Standard & Poor's había colocado a Honduras en una perspectiva "negativa", argumentando que el país era susceptible a cambios económicos y financieros, así como al contexto internacional.

Esta evaluación se basó también en el debilitamiento del Estado de derecho y las preocupaciones sobre las empresas públicas, especialmente la Empresa Nacional de Energía Eléctrica (ENEE), que ha tenido un impacto negativo en las finanzas del país durante las últimas décadas.

La reciente mejora en la perspectiva de Honduras se atribuye principalmente a la contención del déficit fiscal. Además, Standard & Poor's confirmó las calificaciones de crédito de "BB-" y "B", mientras que la evaluación de riesgo de transferencia y convertibilidad (T&C) se mantuvo en "BB".

El anuncio se realizó a través de la red social X, antes Twitter, por parte de la Secretaría de Finanzas.

En su comunicado, la fuente oficial destacó que "la refundación y la estabilidad fiscal y monetaria del Gobierno" encabezado por Xiomara Castro, "junto con la inversión pública, han recibido reconocimiento a nivel internacional".

LEA: Gobierno y sector privado acuerdan mesa técnica para el 'Pacto por el Empleo'