Nuevamente las playas de Omoa, en Puerto Cortés, se han inundado de basura procedente desde Guatemala, una problemática que se ha agudizado en Honduras en los últimos años.

Varias fotos y vídeos difundidos en redes sociales muestran la gran cantidad de desechos que han recorrido unos 487 kilómetros desde Guatemala hasta las playas de Omoa.

Y es que año con año el municipio de Omoa recibe toneladas de desechos, principalmente provenientes del río Motagua, que recaban las playas de ese municipio.

La problemática ha agravado las relaciones ambientales de ambos países, ya que además de desechos comunes, las aguas arrastran material quirúrgico y de bioseguridad, como mascarillas, a causa de la pandemia del covid-19.

Omoa es una ciudad turística y pesquera, donde los habitantes culpan a los guatemaltecos de la contaminación en sus playas.

"Queremos que tomen con seriedad el problema y que actúen desde ya para evitar esta contaminación en Omoa", indicó el alcalde del municipio, Ricardo Alvarado.

Debido a la constante problemática, Honduras ha exigido en reiteradas ocasiones a Guatemala tomar las medidas inmediatas para retener los residuos que son arrastrados, evitando que los mismos lleguen a la desembocadura de las playas de Omoa.

Mientras tanto, en Guatemala se anunció que una comisión de la secretaría del Ambiente llegará a Omoa a hacer una inspección, junto a funcionarios hondureños, para determinar el nivel de afectación de esta nueva oleada de basura.

Vea además: Las ZEDE tienen nulidad de origen constitucional, ¿qué pasará si hay demandas contra el Estado de Honduras?, experta explica