En las últimas horas se hizo público un video que exhibe las agresiones de un oficial de la Dirección Nacional de Vialidad y Transporte (DNVT) a una hondureña mientras estaban en un operativo de carretera.

En el video se puede apreciar que los policías detuvieron a un microbús, en el que se trasladaban dos mujeres que estaban tratando de dialogar con los oficiales.

Tras varios minutos, uno de los agentes le pidió a las mujeres que dejaran de interferir en su trabajo y les advirtió que si lo seguían haciendo las iba a detener. Al mismo tiempo le pidió al conductor bajar del automóvil.

"Si no quieren que me las lleve detenidas a ustedes dos háganse a un lado, por favor, es última advertencia que les hago", advirtió con un tono molesto.

No obstante, el conductor del bus intentó ignorar a los policías y decidió subir el vidrio de la ventana. Inmediatamente el policía actuó y colocó un instrumento en la ventana, lo que provocó que el vidrio se quebrara.

En ese preciso momento los ánimos se calentaron y una de las mujeres comenzó a presionar al policía, por lo que él la tomó del brazo, la empujó y hasta tiró de su cabello.

En el video se escucha que varios niños que iban en le bus comienzan a llorar y a pedir que no agredan a su madre. Mientras que los otros oficiales intervinieron en la situación.

Aparentemente, al bus, que iba hacia Comayagua, lo detuvieron porque supuestamente iba en exceso de velocidad. Se desconoce cómo concluyó este hecho; sin embargo, el video ya se viralizó en redes sociales, donde los hondureños condenaron la agresión.

Conductor arrastra a supuesto ladrón en Comayagüela