Dante Mossi, hondureño que dejará la presidencia del BCIE el próximo 1 de diciembre, señaló que el cambio de figuras en el gabinete presidencial es una potestad exclusiva de la mandataria hondureña, pero sugirió tomar las consideraciones.

"Estimo que se ha hecho un análisis muy fuerte sobre el análisis por resultados y yo creo que hay ministerios que todavía no dan los servicios que la población demanda y es necesario cambiar liderazgos, tal como en el BCIE, o sea, nos estamos renovando y yo creo que eso es una señal de que el cambio es bueno, no tenemos que negarnos a la realidad y tomar las medidas que estimamos necesarias", mencionó Mossi

Han pasado cerca de seis meses desde que la Dirección de Gestión por Resultados de Casa de Gobierno solicitó al Instituto de Acceso a la Información Pública (IAIP) la reserva de información para evitar que se conozca la evaluación de los ministros y demás funcionarios de la Administración Castro.

El gobierno apeló que tal información de los funcionarios fue gestionada para ser declarada como reservada desde el 31 de agosto ante el IAIP, por lo cual no se puede publicar.

El pasado 22 de septiembre, el secretario de Gestión por Resultados, Marcio Sierra, justificó que la petición que hicieron al IAIP era para "evitar a los peor evaluados fueran objeto de escarnio público".

Los funcionarios de la Administración Castro fueron evaluados en abril de 2023 y desde entonces no se conocen los resultados de tales evaluaciones.

Llama al diálogo político

El titular del BCIE, quien dejará su cargo a la costarricense Ana Guissella Sánchez después de cinco años de conducir la institución, también recomendó a los sectores políticos del país dialogar y buscar acuerdos en un momento donde predominan las diferencias profundas entre los políticos.

"Ojalá en esta coyuntura que tenemos diferencias muy fuertes, en el Congreso particularmente, se logren acuerdos y logremos llegar a soluciones y seguir adelante porque el país no puede estar esperando a que ellos acuerden algo, así que un llamado prioritario para que acordemos un plan", expuso Dante Mossi.

Agregó: "El llamado a clase política es que se sienten en la mesa, lleguen a acuerdos porque el país necesita seguir trabajando normalmente".

El Congreso Nacional de Honduras no sesiona desde el pasado 31 de agosto luego de no encontrar consensos en la elección del fiscal general y adjunto del Ministerio Público para el periodo 2023-208.

Recientemente, una comisión permanente nombró de manera interina a Johel Zelaya como fiscal general y a Mario Morazán como adjunto mientras se encuentran consensos en la elección de las autoridades fiscales.

Vea además: IAIP se llama al silencio ante petición del Ejecutivo de mantener secretas evaluaciones de los ministros