El innovador recurso económico consiste en incorporar el elemento del ahorro en un préstamo personal, otorgándole mejores condiciones, tales como una tasa de interés más baja y un plazo mayor. La cuota mensual a pagar incluye un aporte que contribuye al aumento del fondo acumulado de aportaciones, según explicó Enrique Burgos, Gerente General del RAP.

Burgos agregó que "la propuesta de este servicio está diseñada para abordar una necesidad financiera inmediata y, al mismo tiempo, estimular e incrementar el ahorro voluntario acumulado en el Fondo de Vivienda e Inclusión Financiera, lo que generará varios beneficios como el ahorro con altos rendimientos y el aumento del Fondo de Vivienda para obtener en el futuro un préstamo de mayor monto".

El monto de este nuevo préstamo puede alcanzar hasta el 100% de los aportes de los afiliados, la tasa de interés es un 1% menor que la del préstamo "Rapifácil tradicional", y el plazo para su pago es de 75 a 90 meses, es decir, de 6 a 7 años y medio, respectivamente.

Cabe destacar que el RAP es una Institución Financiera Privada de Interés Social; por lo tanto, los intereses generados en los préstamos se distribuyen nuevamente en los rendimientos de los ahorros en el Fondo de Vivienda, es decir, obtienen ganancias a partir de sus propios intereses.

Es por ello que, con este nuevo préstamo, se pretende transformar la vida de los afiliados al fomentarles el hábito del ahorro a través de un préstamo personal para cubrir una necesidad inmediata. Al mismo tiempo, los usuarios estarán contribuyendo al patrimonio personal.