La presidenta de la Asociación de Familiares de Privados de Libertad, Delma Ordóñez, revivió el jueves lo suscitado el pasado 24 de mayo de 2020, cuando fueron asesinadas seis reclusas en el Centro de Adaptación de Mujeres (Cefas), ubicado en Támara, salida al norte de Honduras.

En entrevista para el programa "La Chicharra" que se transmite por Radio HRN, Ordoñez, recordó el triste episodio, manifestando que según testimonio de privadas de libertad una de las reclusas fue asesinada mientras cargaba a su bebé de ocho meses de nacido.

"Las privadas me cuentan que solo se escuchaban los llantos del bebé cuando a su mamá le pegaban con unas pesas en la cabeza, fue algo terrible. Había otra mujer en estado de embarazo", relató la defensora de derechos de reclusas.

Antecedente

Seis mujeres murieron a manos de otras internas en el Centro de Adaptación de Mujeres (Cefas). El hecho ocurrió el pasado domingo 24 de mayo de 2020.

En un comunicado, del Instituto Nacional Penitenciario  se indicó que en la media noche del sábado unas internas rompieron portones y el techo de un edificio de la Penitenciaría Nacional de Mujeres de Támara, 10 km al norte de la capital, "para dirigirse al gimnasio donde permanecían seis privadas de libertad a quienes asesinaron".

https://www.youtube.com/watch?v=lya9Vua83Go&feature=emb_title
"Nosotros miramos cómo las mataron": los audios que revelan detalles tras muerte de seis reclusas.

El incidente se inició cuando una prisionera ingresó a un dormitorio, donde dos mujeres cumplían la cuarentena del covid-19 provocando un incendio en el que resultaron lesionadas dos de las mujeres.

Niños recluidos en el Día del Niño

En relación al Día del Niño, Ordonez lamentó la situación que viven los hijos de reclusas al interior del centro penitenciario. Los niños sienten los mismos malestares de sus madres, añadió.

"Estaba con mi nieta y le pregunte que quería para el  Día del Niño, y me respondió que cuando me levante mi papá este aquí, ese sería el mejor regalo. Se me hizo chiquito el corazón al escucharla. La niña me dijo "yo he pedido todos los días que mi papá venga". Como se recuerda el hijo de Ordoñez se encuentra recluido en el centro penitenciario de hombres.

"Este día salieron del recinto penal 250 piñatas que reos les diseñaron y enviaron a sus hijos, para la celebración de tan especial día", finalizó.

Vea: Anciana se estaba comiendo su propio colchón, tras que su sobrino la encerrara en su habitación