Ofelia López, madre de la joven, Kenia Alfaro, de 16 años, quien fue asesinada por sujetos desconocidos la noche del domingo luego que saliera de una iglesia evangélica en el sector de San Antonio, Cortés, relató que su hija le confesó el día de su muerte que tuvo un sueño en donde era atacada por varios hombres.

De acuerdo a López, en la mañana del domingo su hija le contó que había soñado "que llegaba un carro con varios hombres y esos hombres la perseguían para matarla; pero que no la mataban".

"Ella me dijo que el sueño no era cierto. Me lo contó en horas de la mañana y en horas de la noche se dio la tragedia", contó la madre de familia, entre lágrimas, al noticiero Hoy Mismo de Televicentro.

Doña Ofelia relató que la noche del domingo se le hizo extraño que su hija se había tardado más de la cuenta en regresar a su casa, a la que generalmente se tardaba 10 minutos en llegar desde la iglesia.

"Como a las 7:30 (de la noche) comencé a llamarla porque ella iba a salir temprano y el abuelo me dijo que había salido hace media hora y lo raro era que siempre solo se tardaba 10 minutos", dijo angustiada.

"Salí corriendo a buscarla y me di cuenta que la habían matado. La fueron a tirar en una casa abandonada", agregó.

"Mi hija se fue con Cristo"

Kenia era una de las voces principales del Ministerio Cristiano Principe de Paz, en San Antonio, Cortés, al norte de Honduras, donde no se perdía ningún culto.

"Mi hija era muy especial, nunca tuve queja de ella porque siempre anduvo en la obra del Señor. Le dedicaba todo su tiempo al Señor", contó.

"Mi hija se fue con Cristo, no tengo duda que ella no va sufrir, mi hija va resucitar para vida eterna", agregó doña Ofelia.

Alfaro fue encontrada muerta con varias heridas de arma blanca cerca de la iglesia donde asistía en San Antonio.

La joven fue velada en la Iglesia Príncipe de Paz, en San Antonio.

Vea además: Esta fue la última alabanza que cantó en la iglesia joven que fue asesinada en Cortés