El canciller hondureño, Eduardo Enrique Reina, confirmó este día que están gestionando la repatriación de 16 hondureños que estaban trabajando en Haití, que vive una escalda de violencia desde hace un mes por parte de grupos armadas que se aliaron para pedir la dimisión del primer ministro, Ariel Henry.

"La situación es muy compleja ( ... ) porque la única forma de salir es vía helicóptero prácticamente y las autoridades dominicanas nos van a prestar ese apoyo", señaló en el foro Frente a Frente de Canal 5.

Además de los 16 hondureños, también serán sacados algunos familiares de estos, entre ellos sus esposas extranjeras.

Las diligencias de esta operación de rescate, que se podría hacer esta semana, se hizo con República Dominica, único país con el que Haití tiene frontera terrestre en esa territorio de las Antillas Mayores, en el Caribe, en vista de que una extracción de ese tipo resulta mas económica que sacarlos mediane un vuelo comercial, indicó.

El costo es de alrededor de 12,000 dólares por vuelo de helicóptero, unos 295,585.68, y en cada se pueden llevar varias personas , aunque no especificó cuántos vuelos será necesarios.

Mientras tanto, un vuelo comercial ronda los 4 mil dólares, unos 100 mil lempiras.

Situación de Haití

Desde hace un mes, la nación caribeña ha sido testigo de una escalada de violencia sin precedentes, perpetrada por bandas armadas, principalmente pandillas, unas 200, que se han unido con el propósito de forzar la dimisión del primer ministro, Ariel Henry.

El recrudecimiento de la violencia inició el 2 de marzo con el ataque a dos de las principales cárceles, facilitando la fuga de aproximadamente 3.600 reclusos, muchos de ellos conocidos por su brutalidad extrema.

La gravedad de los acontecimientos, que han generado unos 1,500 asesinatos en lo que va del año, ha llevado a las autoridades a tomar medidas extraordinarias, como el cierre de escuelas, hospitales y aeropuertos.

En respuesta a la situación, se ha decretado un toque de queda en el departamento del Oeste, donde se encuentra la capital del país, Puerto Príncipe, y se ha establecido un estado de emergencia en la misma región.

En medio de estos sucesos, Ariel Henry se encontraba fuera del país. Durante su ausencia, estaba en Kenia, negociando el envío de una misión multinacional de apoyo a la seguridad solicitada por Haití, la cual ahora se encuentra en espera.

En relación con la situación de Henry, quien asumió el cargo en junio de 2021 tras el asesinato del presidente Jovenel Moise, no ha podido regresar a su país. Actualmente, se encuentra en Estados Unidos, después de haber estado varado en Puerto Rico durante varios días.

El 12 de marzo, desde Puerto Rico, aceptó renunciar al cargo para permitir la formación de un gobierno de transición en Haití. Cabe destacar que en Haití no se han celebrado elecciones desde noviembre de 2017, cuando fue electo el desafortunado presidente.

A pesar de que se anunció la formación de un Consejo Presidencial para llevar a cabo la transición, tres semanas después aún no se ha llevado a cabo su toma de posesión oficial. Según lo acordado, esta etapa sería seguida por el nombramiento de un nuevo primer ministro, quien junto con el Consejo formaría un Gobierno de Unidad Nacional.

(Nota redactada por Madely Sosa con asistencia de Inteligencia Artificia y textos de la agencia de noticias EFE)

Hombres armados atacan El Palacio Nacional de Haití