El exjugador del Motagua, Rubén Matamoros, y su familia vivían en Atlanta, Georgia, Estados Unidos, pero llegaron a Honduras hace unas semanas para tramitar la residencia de ese país. La visita terminó en tragedia: la esposa y uno de sus hijos murieron en un accidente vial en la carretera CA-5

Una vez hecho el trámite, la familia decidió quedarse una semana más para pasar las vacaciones de la Semana Santa en su tierra natal, sin imaginar que vivirían el momento más duro de sus vidas.

De acuerdo con un familiar cercano, los Matamoros Reyes tenían su vida establecida en aquel país, donde pastoreaban una iglesia.

Rubén Matamoros y su familia.

Tragedia familiar

El pasado 30 de marzo un vehículo impactó contra el de la familia Matamoros Reyes en la carretera CA-5, a la altura de Zambrano, Francisco Morazán. En el accidente murió la esposa de Matamoros, la pastora Yeni Reyes. Además, el exjugador y sus tres hijos resultaron heridos.

El menor de los niños, Josué, de 12 años, fue el más afectado, sufriendo una perforación en uno de sus intestinos y un preinfarto tras el choque. El pequeño luchó por su vida durante tres días conectado a un respirador mecánico y necesitando dos transfusiones de sangre diarias.

Además, lo operaron en dos ocasiones, pero lamentablemente este martes se reportó su fallecimiento.

El auto en el que se transportaba la familia Matamoros Reyes fue embestido por un conductor ebrio.

Rubén permanece hospitalizado debido a que tiene múltiples fracturas producto del accidente, desde ahí llora la perdida de su esposa y de su hijo.

La pastora Yeni Reyes y su hijo Josué Matamoros, ambos murieron producto del accidente.

La tragedia de esta familia ha conmovido a los hondureños, quienes han expresado su pesar a través de redes sociales.

El responsable de este accidente, quien supuestamente iba conduciendo en estado de ebriedad, fue detenido y permanece en prisión.

Muere hijo de Rubén Matamoros tras accidente en CA-5