El pleno de magistrados de la Corte Suprema de Justicia (CSJ) remitió en las últimas horas a la Sala de lo Penal el escrito presentado por los jueces designados que se oponen repetir el juicio oral y público del caso Caja chica de la dama.

En ese sentido, la Sala de lo Penal determinará la procedencia del órgano jurisdiccional que conocerá la causa en contra de la exprimera dama, Rosa Elena Bonilla de Lobo y Saúl Escobar, informó la CSJ.

Vea: Declaran sin lugar apelación de la Fiscalía contra cambio de medidas a Rosa Elena de Lobo y Saúl Escobar

https://twitter.com/PJdeHonduras/status/1295469459315068929

El pasado 4 de agosto la Corte de Apelaciones en Materia de Corrupción nombró a los jueces del Tribunal de Sentencia para repetir el juicio en la causa contra Bonilla de Lobo y Escobar, acusados por delitos de corrupción.

No obstante, los jueces designados rechazaron su nombramiento y presentaron un recurso de reposición, exponiendo las razones por las cuales no conocerán el caso.

Entre otros puntos, los jueces alegan que la facultad de designar nuevos jueces no le corresponde a la Corte de Apelaciones en Materia de Corrupción, sino a la Corte Suprema de Justicia (CSJ).

Caja chica de la dama

Bonilla de Lobo y Saúl Escobar, imputados en el caso "Caja chica de la dama", recobraron su libertad el pasado 22 de julio, luego que expirara el tiempo de la prisión preventiva a la espera de un nuevo juicio, que la Sala de lo Penal de la Corte Suprema de Justicia ordenó repetir .

La esposa del expresidente Porfirio Lobo (2010-2014) fue condenada el 4 de septiembre a 58 años de cárcel, 48 años por 8 delitos de fraude y 10 años por apropiación indebida de fondos públicos.

La fiscalía acusó a Bonilla de depositar en su cuenta personal cerca de 500 mil dólares (más de 12 millones de lempiras) de fondos públicos del Despacho de la primera dama, horas antes de que Lobo entregara la presidencia.

Puede leer: Rosa Elena de Lobo al salir de prisión "Nadie es quien para juzgar a los demás"

Mientras, Saúl Escobar fue condenado a 48 años de prisión por seis delitos de fraude (8 años por cada delito).