La secretaria de Salud, Alba Consuelo Flores, advirtió el martes que junio y julio serán dos meses difíciles para Honduras debido a la pandemia del covid-19, pero que dependerá de la conducta de la población para que la situación se mejore en el país.

"Este mes y el próximo es bastante critica la situación, la población tiene que adoptar nuevas medidas, un nuevo patrón de conducta, para evitar que las estadísticas que estamos brindando como Secretaría de Salud sean mayores", dijo Flores en entrevista a TN5 Matutino.

Honduras registró hasta el 15 de junio 9 mil 178 casos de covid-19 y elevó a 322 la cifra de fallecidos a causa de la enfermedad.

Puede leer: Dos reos de Támara fallecen por sospecha de covid-19 y tres más estarían en estado crítico

https://youtu.be/7kIc77wMCSA

La funcionaria reconoció que hay dificultades en el sistema hospitalario del país, "hay mucha demanda de pacientes", sobre todo en los centros asistenciales de las ciudades de Tegucigalpa y San Pedro Sula.

"Esto implica que tenemos que tomar más en serio y con más responsabilidad nuestra forma de actuar conforme va evolucionando esta pandemia, es responsabilidad individual de buscar atención antes de entrar en un estado crítico", expresó Flores.

Habilitación de más centros

Agregó que en la capital se ha tenido dificultades en el Hospital Escuela, mientras el Hospital María está a un cien por ciento pero hay capacidad en El Tórax y San Felipe.

Flores aseguró que ningún paciente es rechazado en los hospitales, pero si no hay disciplina la capacidad hospitalaria podría rebasar.

La titular de Salud afirmó que todos los días ven escenarios y buscan estrategias para dar respuesta a la situación crítica, y no descartó habilitar el Centro Cívico Gubernamental para atender pacientes covid-19.

Además: Más de 390 colonias en el Distrito Central reportan casos positivos de covid-19