"El ministro de la Presidencia es un subalterno mío, es un perro de garra, como cuando estábamos hablando contra los narcotraficantes y llamaban los perros de garra", expresó durante su participación en el programa Frente a Frente de Canal 5.

En relación a esto, Nasralla explicó que recibió cartas de tono "insolentes", firmadas por Pastor bajo una orden, con la intención de que cesara de recibir el presupuesto destinado a su oficina hasta el 31 de diciembre de 2022.

De igual manera, desafió a la presidenta Xiomara Castro a debatir directamente y que ella se limite a "mandar perros de garra".

LEA: Rodolfo Pastor: 'No nos preocupa lo que está haciendo Nasralla; es show'

Pastor demanda respeto

Rodolfo Pastor, secretario de la Presidencia, informó a Nasralla que el presupuesto asignado estaba destinado a las obras que el designado se comprometió a llevar a cabo, y que aparentemente la justificación de estas obras no estaba en orden.

"Tendría que haber tenido una serie de facturas y contratos con las empresas constructoras que nos permitieran, de manera legal y transparente, hacer esos pagos", detalló en el programa Frente a Frente.

Por otro lado, Pastor le pidió un respeto mutuo, haciendo referencia al término "perro de garra" que Nasralla había utilizado.

"Con toda humildad y la autoridad que me da mi cargo, no soy un perro ni perro de garra de nadie, soy un funcionario y servidor público profundamente convencido del proyecto que estamos tratando de implementar", añadió Pastor.

Concluyó llamando a la unidad de esfuerzos para abordar los problemas heredados del país y restablecer el Estado de derecho en Honduras.

VEA: 'Voy a llegar a ser presidente': Salvador Nasralla no pierde la esperanza