Desde horas de la tarde en las ciudades gemelas se han registrado precipitaciones que han desnudado la fragilidad de su infraestructura al reportarse calles anegadas y algunas zonas sin energía eléctrica.

Aunque la ciudad se mantiene desde hace un mes a su más de millón de habitantes encerrados en sus casas para evitar la propagación de covid-19, la cantidad de basura fue suficiente para tapar los tragantes y nuevamente inundar la zona comercial.

Esta zona comercial ha estado sujeta a varias críticas al no respetarse los protocolos de bioseguridad y que los ciudadanos se aglomeraran masivamente durante la pandemia del nuevo coronavirus que ya ha afectado a 771 personas y 71 fallecidos.

Además, se debe de tener en cuenta que el Distrito Central en la última semana está teniendo un crecimiento exponencial de casos, por lo que las autoridades de salud reiteran que el aislamiento social es primordial para evitar el contagio.

Las imágenes muestran una zona completamente inundada y la basura flotando, con la atenta mirada de un par de personas que se refugian de las lluvias.

https://youtu.be/c8EDgKCPCIk

Incendio

Cabe recordar que en la madrugada del 24 de abril los mercados Colón y San Isidro sufrieron un pavoroso incendio con lenguas de fuego de hasta  siete metros de altura que redujeron a cenizas al menos 400 puestos y causando millones de lempiras en pérdidas.

https://twitter.com/BomberosHn/status/1253585174983585792

Cada año, estas zonas sufren inundaciones e incendios sin haber una respuesta concreta de las autoridades municipales y los mismos locatarios para evitar estos desastres, que sumado a la falta de cultura de los compradores que tiran la basura en cualquier lugar crean una bomba de tiempo que esporádicamente explota.

Te puede interesar: Lluvias refrescan Tegucigalpa y Comayaguela, pero causa daños en varios barrios y colonias