Un grupo de ocho alumnos de la comunidad de San Jerónimo, San Nicolás, Santa Bárbara, a diario desafían las alturas y las fuertes corrientes del imponente río Jicatuyo el que cruzan colgados de un cable para asistir a clases en el Instituto Marco Aurelio Soto de San José de Colinas.

En comunicación con TN5, cinco de los estudiantes contaron que arriesgan sus vidas por la necesidad y ganas de superación debido a que el colegio de San Nicolás les queda más largo que el de Colinas, Santa Bárbara.

LEER: Embajadora de EE.UU. se reúne con el Cardenal Rodríguez para abordar problemas de Honduras y Nicaragua

El problema se agudiza cuando el río sube su nivel y no les permite cruzar porque su peso hace que el cable baje demasiado y en las ocasiones en las que se atrevieron rozaron las turbulentas aguas del río Jicatuyo.

Se hace un llamado a las autoridades para que les puedan apoyar con algun puente colgante porque no solo los alumnos cruzan el río de esta manera sino que también todos los pobladores de San Jerónimo para adquirir sus alimentos.

Los alumnos se arriesgan para ir a clases y así demuestran la necesidad de querer salir adelante a pesar de las condiciones en las que tienen que llegar a la escuela.

LEER: Secretario del CN demanda imparcialidad a los integrantes de la Junta Nominadora