"Honduras es uno de los países más peligrosos del mundo para las personas defensoras de los derechos humanos en asuntos ambientales", afirmó Fry al concluir una visita de una semana al país, donde se reunió con autoridades gubernamentales, pobladores y defensores de derechos humanos ligados al cambio climático.

El experto también expresó su "especial preocupación" por la intimidación a las personas defensoras de los derechos humanos en asuntos ambientales, ya que durante su visita tres fueron agredidas y una asesinada.

LEA: Conadeh expone efectos de crisis climática en derechos humanos en Honduras

En su opinión, el Gobierno hondureño debe hacer mucho más para proteger a las personas defensoras de los derechos humanos en asuntos ambientales de los ataques de intereses empresariales, funcionarios gubernamentales, policías corruptos y pandilleros.

No se está haciendo lo suficiente para enfrentar el problema

Fry señaló que en Honduras muchas personas están siendo obligadas a irse del país debido a los aspectos del cambio climático; que obedece a las sequías, inundaciones, erosión costera, el alza del nivel del mar y deslaves.

Añadió que todos esos fenómenos están conectados al cambio climático y que hay preocupación porque todavía hay muchos hondureños que sufren por los daños causados en noviembre de 2020 por los huracanes Eta e Iota.

El experto subrayó que aunque el Gobierno está haciendo esfuerzos para intentar proteger a sus ciudadanos luego de hablar con comunidades afectadas, a él le quedó "muy claro que no se está haciendo lo suficiente" y que los problemas políticos, con un Parlamento donde el Ejecutivo no tiene mayoría, dificulta impulsar reformas para ayudar a los afectados por el cambio climático.

Fry también indicó que muchas comunidades viven con miedo y traumas psicológicos debido a la intimidación constante.

PUEDE INTERESARLE: ONU exige abandono de ley iraní sobre código de vestimenta

Además, que el cambio climático en las zonas más pobres está teniendo un efecto devastador en los medios de vida, obligando a muchas personas a huir del país para evitar el hambre y la falta de agua potable.

"Las comunidades de Honduras se han enfrentado a sequías prolongadas, graves inundaciones por huracanes, erosión costera e inundaciones de las costas debido al cambio climático", lo que ha obligado a muchos hondureños a "abandonar sus hogares y buscar medios de vida más sostenibles en otros países", acotó.

Aunque el Gobierno hondureño está intentando proteger a sus ciudadanos de los efectos del cambio climático, el experto enfatizó que se necesitan esfuerzos mucho mayores para detener el éxodo de personas, mientras que los que se marchan demandan una mejor protección en su "traicionero viaje hacia el norte".

Efectos del cambio climático

Durante su estancia en Honduras, Fry dijo que se reunió con miembros de comunidades de diversas regiones que contaban historias de penurias provocadas por los efectos del cambio climático.

"Muchas comunidades se enfrentan a los efectos combinados del cambio climático, la minería, las represas hidroeléctricas, la deforestación y las agroindustrias a gran escala, como las plantaciones de palma africana", subrayó.

Además, instó al Gobierno hondureño a derogar las leyes que se están utilizando indebidamente para encarcelar a personas defensoras de los derechos humanos en asuntos ambientales.

Honduras, dijo Fry, también debe actualizar la legislación y la planificación en materia de cambio climático, y crear un fondo fiduciario especial de ayuda al cambio climático para proporcionar financiación específica a las comunidades más pobres y afectadas.

En junio de 2024 Fry presentará al Consejo de Derechos Humanos un informe exhaustivo con sus hallazgos y recomendaciones.

VEA: Denuncian a Honduras ante la ONU por incumplir sentencia a favor de 15 mil niños en condición de calle