Las autoridades del Instituto Nacional Penitenciario (INP) han habilitado una sala para privados de libertad que den positivo o se encuentren sospechoso de coronavirus (covid-19) y que permanecerán internos en el Centro Penitenciario de Támara.

Sin embargo, esta sala para los privados de libertad no ha sido condicionada con el equipo necesario para poder atender adecuadamente a los reos que podrían ser portadores del virus dentro de este centro de retención.

Sin respiradores, sin tanques de oxígeno, ni monitores y con colchonetas en el suelo se mantienen los presos que han presentado sintomatología de covid-19, en una de las dos áreas de aislamiento instaladas en el módulo denominado "Casa Blanca" en la cárcel de Támara.

Acostados en el suelo y sin el equipo necesario se encuentran los privados de libertad en Támara.

Harry Bock, jefe de la Región Metropolitana de Salud del Distrito Central, aseguró que en el módulo de seguridad mínima es donde se han reportado 111 casos de coronavirus en los privados de libertad, los cuales han sido puestos en aislamiento y en monitoreo constante.

Además señaló que hasta el momento en este centro penal se han realizado 470 pruebas para detectar covid-19 entre el módulo de mínima seguridad, así como a los reclusos del área de "Casa Blanca".

En colchonetas y sin equipo biomédico son atendidos los pacientes de covid-19 en Támara.

Por su parte, la vocera del INPDigna Aguilar, manifestó el domingo que en el transcurso de la semana fallecieron cinco privados de libertad en el Centro Penitenciario de Támara, sin darse a conocer las causas de los decesos, por lo que están a la espera del informe forense de las autoridades de Salud, para descartar o confirmar que haya sido por coronavirus (covid-19).

https://youtu.be/B3BPnl2oQxY

Lea además: Honduras: Hacinados y en colchonetas en el suelo permanecen reos sospechosos de coronavirus en Támara