La información obtenida por este medio digital indica que a finales de julio, Cálix solicitó un traslado al entonces fiscal general de la República, Óscar Chinchilla, con el objetivo de abandonar la DLCN, la entidad encargada de investigar y combatir el tráfico de drogas.

Chinchilla, antes de dejar su cargo el pasado 1 de septiembre, concedió el traslado y la destinó al Módulo de Recepción de Denuncias de la Fiscalía hondureña, según conoció tunota.com.

De ese modo, Cálix, quien era conocida como la 'zar antidrogas', pasó de liderar una de las jefaturas más importantes del Ministerio Público a trabajar en una sección que actúa como filtro para recibir denuncias y dirigirlas a las fiscalías correspondientes.

El reemplazo de Soraya Cálix aún no se ha definido. Una fuente del Ministerio Público señaló que "eso lo harán las nuevas autoridades", mientras el Congreso Nacional elige al fiscal general y fiscal general adjunto para el período 2023-2028, quienes sucederán a Óscar Chinchilla y Daniel Sibrián respectivamente.

VEA: Nombran comisión especial para investigar a exfiscales general y adjunto de Honduras

Cálix asumió la jefatura de la DLCN el 15 diciembre de 2015, designada por el entonces fiscal general, Óscar Chinchilla, tras haberse desempeñado como fiscal titular en la Fiscalía Especial Contra el Crimen Organizado.

Así, se convirtió en la primera mujer en desempeñarse como 'zar antidrogas' desde la creación del Ministerio Público, el 20 de diciembre de 1993.

Vínculos familiares y controversias

Soraya Cálix es prima de Mario José 'Cubeta' Cálix, un presunto narcotraficante solicitado en extradición por EE. UU. que se encuentra prófugo.

Además, es prima hermana del exmagistrado de la Sala de lo Penal de la Corte Suprema de Justicia, Jacobo Cálix (hermano de Mario José), y del actual diputado por Libertad y Refundación (Libre), Jorge Cálix.

El 1 de agosto de 2022, la subsecretaria de Seguridad y exfuncionaria del Ministerio Público, Julissa Villanueva, cuestionó a Soraya Cálix por no proporcionar un listado de armas dentro de un almacén de la DLCN que fueron robadas por un detective de esa dirección.

A pesar de los rumores iniciales que relacionaban el robo de armas con el asesinato del hijo del expresidente Porfirio Lobo Sosa (2010-2014), Saíd Lobo Bonilla, ocurrido el 15 de julio de 2022, el Ministerio Público aclaró que el detective enfrentaba cargos por hurto continuado, tráfico de armas y asociación para delinquir, desvinculando el caso del homicidio.

El propio exfiscal general, Óscar Chinchilla, desmintió en su momento todo tipo de vinculación.

LEA: Fallo del art. 80 de la Ley del CN no consideraba elección viciada de Chinchilla, según abogado