Un convenio entre Taiwán, Honduras y la universidad Zamorano permitirá capacitar a 10 jóvenes líderes en el sector agroalimentario que provengan de municipios vulnerables en Honduras.

Dicho convenio se firmó mediante un Acta de Donación a través de un programa que busca generar recurso humano local calificado para impulsar programas de desarrollo rural sostenible y reducción de la pobreza en la región del Corredor Seco, así como en otros municipios vulnerables del país.

El acuerdo fue firmado por el Embajador de la República de China (Taiwán) en Honduras Diego Wen y la rectora de Zamorano Tanya Müller García.

Los 10 jóvenes son de escasos recursos, con excelencia académica, y serán beneficiados con becas para que puedan graduarse de cualquiera de las cuatro carreras que ofrece la universidad, en el periodo del 2022 al 2025.

La rectora Müller dijo que el programa “brindará a jóvenes mujeres y hombres que son de una excelencia académica, la oportunidad de formarse como ingenieros en agronomía, agroindustria, agronegocios y en la gestión de los recursos naturales, carreras del fututo ante los retos que enfrentamos hacia el 2030 y 2050.

La oportunidad de recibir una educación de alta calidad les permitirá a estos jóvenes ser impulsores de un desarrollo socio económico en Honduras. Dicho programa de becas está perfectamente alienado a las iniciativas del Gobierno de Honduras a través de la Cooperación Internacional y lo agradecemos enormemente”, agregó.

Reconstrucción del país

De su parte, el Embajador Wen, expresó “nos encanta este proyecto porque en el converge la realización de varios propósitos, ya que por una parte se fortalece y especializa la educación agrícola, generando oportunidades que permitan a los jóvenes el acceso, permanencia y culminación de sus estudios en condiciones favorables.

Por otra parte al contar con profesionales especializados en diferentes áreas de la agricultura, las prácticas agrícolas se volverán más competitivas y sustentables e inclusivas contribuyendo a dinamizar la economía del Corredor Seco”, añadió.

Este programa reviste de importancia, principalmente en tiempos post pandemia y desastres naturales, ya que se ha puesto de manifiesto el rol prioritario que los sistemas agrícolas productivos sostenibles deben tener en Honduras.

El contar con recurso humano especializado es fundamental para propiciar el desarrollo, en especial en tiempos que demandan la aplicación de nuevos conocimientos y tecnologías para impulsar sistemas alimentarios sostenibles y resilientes.

El recurso humano calificado será vital para darle continuidad a los proyectos de desarrollo impulsados por el Gobierno, los propios municipios y las entidades de cooperación internacional.

Además: Taiwán y el BCIE suscriben acuerdo de nuevo fondo fiduciario