Uno de los debates recurrentes en la cultura popular es si es seguro nadar después de comer. Aunque muchas personas han escuchado alguna variante de la advertencia de "esperar una hora después de comer antes de nadar", ¿cuánto de esto es realmente cierto?

De acuerdo con el pediatra Luis Ponce, es necesario esperar al menos una hora después de haber ingerido los alimentos para poder realizar cualquier actividad física. Este tiempo es importante para hacer una buena digestión, según el doctor.

"Eso de comer y meterse al mar. Una vez que haya ingerido sus alimentos que tome cerca de una hora de descanso antes de meterse al mar o a la piscina o cualquier actividad física", explicó a tunota.com.

Los niños deben descansar una hora para poder volver al agua. Foto: referencial

Asimismo, resaltó que después de comer lo más recomendable es tomar esa hora de descanso. El doctor no recomienda que los padres envíen a sus hijos a jugar o a correr después de comer, al contrario, es mejor que permanezcan sentados o acostados.

Estas recomendaciones aplican para niños y adultos.

Mientras se digiere la comida, el cuerpo dirige una cantidad significativa de sangre hacia el sistema digestivo para ayudar en el proceso. Esto puede hacer que la actividad física intensa, como nadar, se sienta incómoda debido a una posible falta de flujo sanguíneo en otras partes del cuerpo.

Además, si bien los calambres estomacales durante la natación son poco comunes, pueden ocurrir, especialmente si se realizan movimientos bruscos o se ingiere una comida abundante.

Cuidados que debe tener con los niños en vacaciones de Semana Santa