Ivonne Mayorga es hija de Choluteca y está muy orgullosa de sus raíces y sus costumbres. Decidió salir del país para especializarse en medicina estética, pero piensa retornar a Honduras todo lo que le ha dado y ayudarle al pueblo a recuperar el autoestima, pero lejos de la vanidad. 

Esta doctora de 28 años de edad ha logrado destacar en la reconocida Institución Universitaria Mississippi, en Madrid, España, donde recibió un reconocimiento por su brillante presentación de tesis, que fue catalogada como “la mejor”. 

Infancia feliz y trabajo duro 

La joven vivió una niñez encantadora en su casa de habitación rodeada por el amor de sus padres y abuelos, en la ‘Sultana del Sur’, donde estudió hasta el doceavo grado, destacando en actividades como volleyball, fútbol, basketball, clases de pintura y debate. Después estudié medicina en la UNAH, en Tegucigalpa.

Su pasión por la medicina y ayudar a los demás surgió desde muy pequeña cuando acompañaba a su madre, una médico farmacéutico, a su lugar de trabajo. “Verla en a la farmacia atendiendo pacientes y clientes me apasionó", expresó Mayorga.

Estudió los primeros seis años en Tegucigalpa y después realizó su servicio social e internado rotatorio en Choluteca.

“Requiere mucho esfuerzo y sacrificio. Yo tenía que volver a casa, cansada a cocinar y a veces decidía entre dormir o comer. Fue muy cansado, pero muy gratificante”.

No obstante, sus experiencias en labor y parto en el Hospital Escuela fueron de lo mejor.

“Tuve la experiencia de ver un parto gemelar en una cama, porque no hubo tiempo de moverla. Gracias a Dios, fue parto natural y los bebés estaban muy bien. Se me quedó grabado”.

Ivonne en una brigada médica en la que apoyó en el sur de Honduras.

Pasión por medicina estética 

“Siempre me ha apasionado no solamente la belleza, sino que también cuidarnos, mantener nuestra autoestima bien y eso tiene que ver con nuestro físico. No es algo que es indispensable para todos, pero no es algo que se relaciona con vanidad, sino que vemos pacientes quemados, con deformaciones de nacimiento o con enfermedades que hay que corregir y hay gratificación como médico”, expuso la doctora.  

Mayorga decidió salir de Honduras porque no hay especialidad de medicina estética. Sin embargo, logró completar el proceso para elegir la universidad y poder obtener su especialidad. 

“El proceso va relacionado con la universidad que escoja y el programa de especialidad que no está en nuestro país. Yo les invito a todos a que se enfoquen en qué quiero estudiar y buscar una universidad dependiendo de la especialidad que quieran”, dijo. 

En su etapa de influencer, Mayorga recordó que desde pequeña se tomó fotografías que con el tiempo las fue compartiendo en sus redes sociales. Poco a poco fue alcanzando seguidores hasta que una marca la contactó para que promocionara sus productos. Ahora tiene más de 23 mil seguidores en Instagram. Aunque lo hace de manera muy profesional, la doctora lo toma como un pasatiempo.  

¿Cuáles son los errores en el sistema de salud en Honduras? 

La doctora consideró que ningún sistema de salud es perfecto y comentó que incluso en España se quejan muchísimo. 

“A veces digo: tendría que estar en mi país para valorar la diferencia sobre toda la infraestructura y la cantidad de hospitales. Esas son cosas que Honduras debe mejorar”.

“También, ¿por qué tantos alumnos de Honduras aquí?... Es porque no hay oportunidad para que todos los médicos que nos graduamos como médico general anualmente entremos a la especialidad. Es un número tan reducido en comparación con la graduación total. Eso creo que ya deberíamos de estar cambiando”.  

En ese sentido, la exitosa hondureña agregó: “Lo vivimos todos los médicos. Muy pocas personas entran a una residencia de dermatología, por ejemplo, tres al año. Cirugía sólo 10... entonces son muchos los aceptados cuando es tanta la necesidad de especialistas en el país”.

Consultado sobre la necesidad de que las autoridades de Salud que sean nombradas por los gobiernos sean formadas en el área de la salud, Mayorga es del criterio que "no necesariamente deben ser médicos egresados, ya que si una persona está bien asesorada puede hacerlo bien".

¿Se puede soñar? 

“Yo sigo soñando todavía. De eso se trata la vida: tener sueños y metas. Hay que apostarle a las cosas, hay que soñar en grande y si Dios lo permite, cumplir. Hay que apostarle a las estrellas. Hay que ser disciplinado en la vida. Los incito a que no se animen por motivaciones económicas, sino por el potenciar del servicio al prójimo. Quien lo desee así lo va a poder lograr. Tenemos mucho potencial”, finalizó.

Premio por presentar la mejor tesis.

Además: Premio Pulitzer, Marcio Sánchez: 'Nada pasa por casualidad trabajando duro'