De los 137 días de clase esperados en lo que va el año lectivo de 2023, los estudiantes del sistema educativo recibieron 109.

La pérdida de clases se mantiene en 28 días, dice un informe de la Asociación para una Sociedad Más Justa (ASJ).

Esa cifra de 28 días está inamovible, “un dato satisfactorio para los niños, niñas y adolescentes que dependen del sistema de educación pública”, dice ASJ.

Desde junio, los días no impartidos se mantienen en 28, de acuerdo a la cobertura en 1,942 centros educativos a nivel nacional.

Esto de acuerdo a las 47,138 encuestas aplicadas en 226 municipios de los 18 departamentos del país.

Los centros unidocentes a la semana no dan clases un día, por cubrir reuniones o capacitaciones.

Logro significativo

Que desde junio de 2023, el número de días perdidos de clase siga en 28, es un logro significativo para estudiantes que dependen de la educación pública en Honduras.

“Desde ASJ vemos con optimismo que por más de ocho semanas los días perdidos de clase se mantengan", dice Dennis Cáceres, director de Educación de ASJ.

Para Cáceres, este es un avance para la educación pública, porque garantiza el derecho de la niñez hondureña a una educación de calidad-

Pero dice que hace falta implementar un plan de recuperación de estos 28 días clases perdidos.

Plan de recuperación

En algunos departamentos sí se ha hecho ese plan de recuperación para cumplir lo que señala la Ley Fundamental de Educación, la obligatoriedad de 200 días clase.

"En las 18 Direcciones Departamentales tienen datos de cuáles centros y cuántos días perdieron clases y deben definir cómo recuperar ese tiempo", dice Joel Navarrete, presidente del Colegio de Profesores de Educación Media en Honduras (Copemh).

Pero las Direcciones Departamentales dicen que para hacerlo, deben recibir instrucciones de la Secretaría de Educación.

LEA: Deserción escolar en Honduras, un desafío para la educación nacional