La conclusión se llegó tras un análisis e investigaciones realizadas por distintas instituciones tanto públicas como privadas, con estadísticas comparables del año 2019.

Datos recabados por el Departamento de Estadísticas de la UNAH muestran una baja del 24 % en la matrícula 2023 comparada con la matrícula del primer período del 2019, siendo la modalidad a distancia la más afectada con un 42 %, no obstante, se observó un crecimiento del 26 % en la modalidad virtual.

Las cifras comparativas del primer período de 2019 con el primero de 2023 indican que la matrícula de estudiantes de reingreso disminuyó en 16,004, mientras que la de primer ingreso tuvo una reducción de 6,081 estudiantes.

En la segregación por campus se observó que en Ciudad Universitaria (Tegucigalpa), en el período de investigación hubo una baja del 19 %. Mientras que en UNAH-Valle de Sula se reflejó un descenso del 25 %.

LEA: Honduras retrocede 10 años en el aprendizaje de matemáticas, según informe de la UPNFM

Asimismo, UNAH-Tec Aguán y el Centro Regional Universitario del Litoral Atlántico (CURLA) son los dos con mayor porcentaje de pérdida de matrícula con 49 y 40 %, respectivamente.

La misma investigación de la alma mater detalla que las carreras que presentan la mayor baja de matrícula son 14, encabezando Terapia Funcional, Lenguas Extranjeras, Técnico en Alimentos y Bebidas, Radiotecnología, Matemáticas, Ingeniería Forestal, Economía Agrícola, Nutrición, Música, Psicología, entre otras, porcentajes que van desde 73 hasta el 41 %.

Asimismo, tomando como fuente la Encuesta Permanente de Hogares del Instituto Nacional de Estadística (INE), las principales causas por la que no está estudiando este porcentaje de estudiantes son; por trabajo, falta de recursos económicos, no querer seguir estudiando y realizar ayuda en los quehaceres del hogar.

La pandemia agudizó la problemática

El informe de la UNAH señala que la pandemia de covid-19 agudizó los problemas estructurales y las desigualdades económicas y sociales que venían aquejando a la economía hondureña, impactando en la educación en todos sus niveles, incluido el Sistema de Educación Superior.  

Otro de los factores, siempre económico, que ha influido en la baja de matrícula es la migración. Estudios realizados por la UNAH, con datos del Sistema Integral de Atención al Migrante Retornado, demuestran que del total de migrantes hondureños, el 17 % son jóvenes que tienen estudios de secundaria completa. 

De su lado, un estudio realizado por el Instituto de Investigación y Evaluación Educativa de la Universidad Pedagógica Nacional Francisco Morazán (UPNFM) concluye que en el país un sector de la niñez y padres de familia perdieron el interés por la educación.

De igual forma, reveló que un 44 % de los escolares de quinto al octavo grado piensan en migrar y un 35 % planifica hacerlo.  

Deserción

Otro factor que repercute en la matrícula del nivel superior es la deserción y la repitencia en el nivel secundario, pues datos del año 2021 y 2022 indican que 86,223 estudiantes del nivel secundario abandonaron los centros educativos y 73,782 estudiantes de los niveles primario y secundario repetirán año, indica el escrito.  

A la par de los factores desalentadores antes expuestos, se suma el del mercado laboral, donde el nivel de ocupados de los egresados de las universidades es menor al 50 %, lo que causa desaliento en la población juvenil, misma que ve la producción en las redes sociales como YouTube y TikTok una fuente mayor de ingresos.  

Esto refleja diversos estudios realizados en varias partes del mundo, donde los jóvenes ya no sueñan con ser profesionales, sino productores de contenidos de las diferentes plataformas digitales.

Aunque la educación superior que brinda la UNAH es pública y gratuita, los padres y estudiantes acarrean gastos de transporte, alquiler y alimentación cuando son del interior del país, concluye el informe. 

VEA: Año lectivo cerrará con 152 días de clases en 2023, según ASJ