Unas 50 mil personas han denunciado que han sido víctimas de violencia intrafamiliar en el periodo de enero hasta junio del presente año y la situación se agudizó después que inició la pandemia del covid-19, según informó el Sistema Nacional de Emergencias 911.  

Por su parte, el Fondo de Población de las Naciones Unidas (UNFPA), detalló en conferencia el pasado 9 de junio 2020, que el número de denuncias que han sido presentadas en el país hasta esa fecha sobrepaban las 40 mil. 

Según el análisis de la oficina de Naciones Unidas, lo anterior significa que “una mujer es víctima de agresión física cada hora”. 

En ese sentido, defensores de derechos expertos del UNFPA aconsejan que es prioridad atender a ese sector de la población durante la pandemia de coronavirus.

Además, los defensores de derechos de la mujer de Naciones Unidas en Honduras, son del criterio que las cifras dejan al descubierto la crisis producida por la pandemia del covid-19, el machismo en el país. 

Un problema coyuntural 

Por su parte, Merly Eguigure, directora del Movimiento de Mujeres por la Paz, “Visitación Padilla”, es del criterio que existan razones fundamentales por las que se invisibiliza la violencia doméstica.

“La sociedad invisibiliza los actos de violencia porque ha sido normalizada, osea la sociedad permite y tolera la violencia contra las mujeres, porque desde el momento que hay una relación en una pareja se da por hecho que el hombre está autorizado social y moralmente se autoriza para que ejerza poder y autoridad en el centro del hogar”, explicó a tunota.com 

Otra de las posibles causas de lo anterior podría ser, según la experta en temas de violencia contra la mujer, que varios sectores de la sociedad “no cumplan su papel para educar”.

Expertos afirman que la violencia contra la mujer se debe al machismo que se vive en el país. Imagen referencial / Pixabay.

“Hay otros actores como las iglesias los medios de comunicación, escuelas que no están cumpliendo el papel de educar a hombres y mujeres en el respeto y la cero tolerancia a la violencia”, afirmó. 

Por su parte, Eguigure, expresó que no existe justificación alguna para la violencia en contra de las mujeres. 

“Nada, absolutamente nada, justifica la violencia contra las mujeres lo que ha ocurrido es que la cuarentena ha permitido que afloren ese tipo de hostilidad y agresión contra las mujeres en el entorno porque la convivencia las 24 horas del día genera ese tipo de cosas”, dijo. 

La experta reconoció que si bien es cierto, el encierro provoca estrés, roces, genera contacto permanente y la resolución de conflictos entre pareja estos actos no se justifican.   

“La cuarentena es una medida de prevención para prevenir un mal mayor de salud pero la cuarentena no toma en consideración que muchas veces a las mujeres les toca convivir con su agresor 24 horas y no es fácil y las condiciones no permiten que todas las mujeres puedan hacer denuncias”, afirmó.  

“Nada, absolutamente nada, justifica la violencia contra las mujeres”, reiteró la defensora de derechos y directora de Visitación Padilla. 

Las denuncias han llegado al Sistema Nacional de Emergencia 911. Foto referencial / Pixabay.

Cifras escalofriantes 

En ese sentido, el Observatorio de la Violencia en Honduras, destaca que desde 2019, más del 93 por ciento de las víctimas de violencia fueron mujeres, con un total de 94,720 denuncias presentadas; en el 2018 la cifra fue de 72,600 y en el 2017 se reportaron 50,231.

Además este año, en un periodo comprendido del 1 de enero al 30 de julio el Observatorio de Violencia Contra las Mujeres registró la muerte violenta de 162 mujeres.

https://www.instagram.com/tv/CECbxnmhRoj/?igshid=wcygapop4obr

Vea: 'Vencer el miedo'; ¡no más violencia hacia la mujer hondureña!