El comandante de la Policía Militar de Orden Público (PMOP), Ramiro Muñoz, asegura que en el Centro Penitenciario de Támara, Francisco Morazán, se han acondicionado varias celdas con todas las garantías de seguridad para el estadounidense Gilbert Reyes, en caso de que las autoridades de República Dominicana lo entreguen a Honduras para ser juzgado por la muerte de tres mujeres en Roatán.

Las declaraciones de Muñoz están relacionadas con la petición de la defensa de Reyes al Poder Judicial de República Dominicana de que, si concede la extradición a Honduras, se le brinde toda la seguridad necesaria, ya que el sospechoso teme por su vida.

"Podemos alistar no solo una, sino 20 celdas (seguras) para que pueda estar aquí, ese no es problema. Tenemos la obligación de cuidar la vida de estas personas", expresó Muñoz el miércoles 4 de junio en el noticiero TN5 Estelar de Canal 5.

Posteriormente, Muñoz confirmó que se han acondicionado dos celdas con todas las medidas de seguridad y que una de ellas sería utilizada para detener a Reyes en caso de extradición.

"Ya tenemos preparada esa celda, de hecho, desde que surgió el tema (solicitud de extradición), le dije al director (de la cárcel de Támara) que tuviera listas dos celdas, por las dudas, y ya están listas. Solo falta que se realice el proceso y veremos si surgen problemas (con respecto a su seguridad)", añadió.

Seguidamente, el coronel Muñoz afirmó que el sistema penitenciario de Honduras ha experimentado cambios en cuanto a seguridad y tratamiento de los reclusos. "No podemos seguir viéndolo con los ojos del pasado, ha cambiado y hemos mejorado significativamente".

Solicitud de extradición

Las autoridades hondureñas solicitaron en marzo pasado a República Dominicana la extradición de Gilbert Reyes, quien fue detenido allí debido a una alerta roja por ser el principal sospechoso del feminicidio de Dionie Solórzano (25), su expareja; y sus amigas Nikendra Mccoy (27) y María Antonia Cruz (26).

En una audiencia celebrada el 29 de mayo, el Poder Judicial dominicano pospuso la solicitud de extradición de Gilbert Reyes, exigiendo que antes de autorizar su envío a Honduras, este país garantice salvaguardar la vida del extranjero.

El secretario de Seguridad, Gustavo Sánchez, aseguró que el Estado hondureño proporcionará las garantías de seguridad necesarias "para preservar la vida de Reyes y asegurar un juicio imparcial", garantías que el estadounidense "no proporcionó a las tres hondureñas".