Un hecho insólito ocurrió en el sur de Honduras, exactamente en Nacaome, Valle cuando un grupo de pobladores se enfrentaron a miembros de la Policía Nacional para llevarse el cadáver de una señora que de acuerdo al Sistema Nacional de Gestión de Riesgo (Sinager) murió de coronavirus.

Entre gritos y golpes, decenas de habitantes corrieron cargando el ataúd de la occisa al asegurar que la mujer falleció por otra causa.

Te puede interesar: Gobierno de Bukele instala dos tanques de oxígeno para atender 1,000 pacientes de coronavirus en Cuidados Intensivos

"Ella no murió de coronavirus, la vamos a velar", gritaban los dolientes mientras eran perseguidos por policías y militares que lanzaban bombas lacrimógenas.

https://www.facebook.com/ronymartinezhn/videos/1204437373236488/

Con casi 9 mil casos de personas contagiadas y 312 muertes por covid-19, en Honduras la situación parece haberse salido de control tras varios hechos insólitos.

En los últimos días, circuló otro video que causó polémica, donde un empleado de la morgue del Hospital Escuela Universitario (HEU), en la capital de Honduras, revela que extienden actas de defunción aunque el paciente no haya fallecido.

Mientras que el 29 de mayo, en el Hospital San Felipe de Tegucigalpa, un hombre, paciente de covid-19, fue estrangulado por otro paciente que estaba en la misma sala del centro.

En las última shoras, un hondureño contagiado por coronavirus murió en las carpas hechas con plástico que se colocaron afuera del Hospital Escuela.

https://youtu.be/8U1JjBUguwc

Te puede interesar: Empleado del Hospital Escuela llora al revelar colapso por muertes de pacientes covid-19