"Nos parece que no ha habido un avance significativo en algunas de las promesas de campaña que ella hizo. Especialmente, en temas de protección a defensores de DD.HH. y medio ambiente y es alarmante", indicó Ana María Méndez, directora de WOLA para Centroamérica.

De igual forma, exhortó a revisar el Mecanismo de Protección y mostrar un compromiso mayor a nivel interno para lograr un sistema de cooperación de justicia de manera que los casos no queden en la impunidad.

LEA: Presidenta Castro falló en su promesa de fortalecer los derechos humanos, según Human Rights Watch

Una versión similar a la de la influyente organización estadounidense Human Rights Watch (HRW), que lamentó que el Gobierno de Castro fallara en su promesa de fortalecer los derechos humanos en las instituciones democráticas.

Sugerencia

Desde la sociedad civil sugieren al Ejecutivo hondureño que tome en cuenta las observaciones que hacen en el extranjero, para rectificar el rumbo en los restantes dos años de gobierno.

"Hay varias líneas de trabajo que deberían de abordar en estos próximos dos años que permita, quizás no solventar el problema de violencia y derechos humanos. Pero sí, sentar unas bases más solidas", dijo Javier Acevedo, director ejecutivo del Centro de Investigación y Promoción de los Derechos Humanos (Ciprodeh).

No obstante, resulta paradójico pensar en un giro de timón, cuando ni a lo interno de la Secretaría de Derechos Humanos (SEDH) se respetan las garantías fundamentales de sus empleados, según la defensora de derechos humanos, Dina Meza.

"Hay un caos completo, violaciones de derechos humanos, despidos ilegales y presiones. Hasta gente yendo al psiquiatra, porque la ministra de la SEDH -Natalie Roque- los violenta constantemente", señaló Meza.

VEA: La ONU pide a Honduras implementar una estrategia integral ante la violencia de género