Cuando llega el momento de cobrar una deuda a un familiar o a un amigo suele ser algo difícil. A veces no se sabe cómo iniciar.

El riesgo es que la persona tome a mal la forma en cómo se le está cobrando y se niegue a pagar. Por eso es importante tener en cuenta algunos consejos:

Lea: Organizar el presupuesto y reutilizar materiales son métodos de ahorro ante el retorno a clases (tunota.com)

Lea esta información y otras en nuestra versión PDF:

Así puede cobrar:

  • Si el monto prestado es alto hable con el deudor. Recuérdele el trato y porqué necesita el dinero que le debe. Si han pasado muchos días, pídale establecer un plazo, condiciones y monto para que pague de a poco.
  • Exprese sus sentimientos y explíquele de forma clara a la persona que le debe dinero y cómo le afecta el que no le devuelva el dinero.
  • Algunos amigos realmente se olvidan de pagar las deudas, no porque quieran, sino porque no lo recuerdan. Recuérdele amablemente que le pidió dinero y que necesita que se lo devuelva.
  • Trate de entender a la otra persona. Si su amigo o familiar acaba de perder el trabajo y no ha pagado el alquiler de su casa por varios meses, sería un poco cruel cobrarle ese dinero. Pero si realmente necesita el dinero, recuérdeselo.
  • Si la persona le importa mucho y lo más probable es que no le pague, mejor olvídese de la deuda. De lo contrario, déjele en claro que no volverá a contar con usted.
  • Debe aprender a decir no y tener mucho cuidado y pensarlo bien antes de prestar dinero. Si quien le pide el préstamo no le ha pagado en el pasado, deberá recordarle de forma amable que no lo hará porque alguna vez no le pagó.

Lea: Cómo ahorrar en familia de una manera eficiente y sencilla | Tu Nota