El Congreso Nacional de Honduras aprobó el martes un préstamo de más de 50 millones de dólares para pagar las deudas contraídas por los sistemas estatales de agua y energía eléctrica.

Los fondos que saldrán de la venta de bonos soberanos, se invertirán en el pasivo corriente de la Empresa Nacional de Energía Eléctrica (ENEE).  

Además otro monto por 60 millones de dólares, que abarcará compromisos del Servicio Autónomo Nacional de Acueductos y Alcantarillados (SANAA) en la cancelación del pasivo laboral de sus exempleados.

https://twitter.com/Congreso_HND/status/1202006470314909702

Asimismo, el diputado Rodimiro Mejía, detalló que se autorizó un fidecomiso que se autoriza a la Comisión Nacional De Bancos, para que construyan su propio edificio y dejen de estar pagando alquilando.

https://youtu.be/aJ7vEUh20hE

El gerente de la ENEE, Leonardo Deras, detalló que tuvo que asistir al Congreso Nacional para solicitar los Bonos Soberanos y así cancelar algunas deudas que mantenía la estatal eléctrica con generadores.

También le puede interesar: Dos millones de galones de combustible producirá Honduras diariamente en 2020

También dijo que se solicitó al Poder Legislativo, para que los abonados no tengan la necesidad de presentar su escritura para poder obtener el servicio de energía.

https://youtu.be/fJruz4xt9cw

Por su parte el diputado del Partido Nacional, Francisco Rivera expresó que este préstamo aprobado por el Congreso vendrá a ayudar principalmente al SANAA, con un monto de 2,800 millones de lempiras.

También le puede interesar: Nueva Ley Electoral regularía alianzas entre partidos políticos

https://twitter.com/Congreso_HND/status/1202005569177104384