Uno de los problemas más comunes que experimenta una persona en su salud financiera es adquirir créditos/préstamos sin considerar el endeudamiento previo o la
capacidad de pago, direccionando las deudas a una fase de sobreendeudamiento que supera las posibilidades económicas para afrontarlas.

Una señal de alerta es cuando se logran realizar los pagos, pero preocupa el hecho de no poder cumplirlos el próximo mes por la poca disponibilidad de dinero.

También, cuando se experimenta angustia al cumplir los compromisos o se trata de evitar las llamadas de los acreedores para cobrar lo que les corresponde.

Recibir facturas vencidas puede incluso ocasionar estrés y depresión por no poder pagar.

A nivel familiar, se enfrenta desconfianza, discusiones, mala comunicación y hasta se
llegan a quebrar las relaciones.

Según la información brindada por la Comisión Nacional de Bancos y Seguros (CNBS), si en el aspecto financiero, no se logra el ahorro, hay aumento de las deudas por falta de pagos e intereses corrientes y moratorios y, en casos extremos, se pueden perder los bienes o recibir embargos de salarios.

Lea: Suben multas a empresas que incumplan el pago del salario mínimo | Tu Nota

Lea esta noticia y otras en nuestra versión PDF:

Las causas comunes del sobreendeudamiento

1. No llevar un control financiero.

2. No medir capacidad de pago.

3. Falta de educación financiera.

4. No comparar precios y condiciones.

5. No contratar con seguro.

6. Emprender con crédito.

Como salir avante

1. Concientizarse que las deudas mal manejadas afectarán cada vez más tu salud financiera, por lo que debes tomar acciones inmediatas.

2. Analiza cada una de las deudas e identifica cuántas tienes, cuánto debes, qué tasas de interés son las que pagas,

3. Establece un presupuesto identificando tus ingresos y gastos

4. Define tu capacidad de pago.

5. Diseña una estrategia para pagar tus deudas.

Lea: Las metas financieras son indispensables en los emprendimientos, según economista | Tu Nota