La economía mundial ha sido afectada en gran manera por la crisis provocada por el covid-19 que alcanza 4,327,288 contagios y 295,540 muertes en todo el mundo según el último recuento de la Universidad Johns Hopkins.

Entre las consecuencias que dejó en el país se mostró una vez más la devaluación del lempira frente al dólar, acción económica fuertemente criticada por el sector empresarial en el país.

https://twitter.com/jorge_faraj/status/1260042231148359680

Pero… ¿Cuál es el impacto de la inflación en el país?

El experto en economía, Ismael Zepeda, explicó a tunota.com los beneficios y aspectos negativos y el comportamiento de la devaluación del lempira frente al dólar.

Zepeda analizó que aunque las reservas internacionales son un punto importante el movimiento del lempira frente al dólar corresponde “a la competitividad del lempira”.

“El movimiento del lempira frente al dólar corresponde a las variables de exportación, importación y cómo se maneja la inflación de cómo se maneja los principales socios comerciales”, detalló el economista.

Es decir, que si el país tiene un alto nivel de exportación se tendrá que devaluar la moneda para endurecerlas.

Beneficios

Lo anterior representa algunos beneficios para un reducido sector, el también economista del Foro Social de la Deuda externa y Desarrollo de Honduras (Fosdeh) utilizó el ejemplo de un productor de café para ilustrar de una forma sencilla el tema.

“Lo que sucede con la depreciación es que el productor de aquí de Honduras sea más competitivo porque depreciando más la moneda aunque venda la misma cantidad de café va a recibir más lempiras”, ilustró Zepeda.

Por lo anterior el experto expresó que la depreciación se valida de un juego y a medida nuestras exportaciones son menos competitivas las importaciones son más competitivas y esa es la base para depreciar la moneda.

Impactos negativos

Ahora bien, lo anterior tiene aplicabilidad para sectores como la maquila, exportadores y productores de café, agroexportadores lo que representa un sector de la población reducido por lo que tiene un impacto económico negativo en los demás sectores de la población.

“Siempre hay ganadores y perdedores en esto de la depreciación. El problema es que son más los perdedores que los ganadores en nuestro país, porque el sector exportador solo son ciertos grupos”, continuó el experto en economía.

Según Ismael Zepeda, la canasta básica en el país tiene un 60 por ciento de productos importados entre productos y servicios como por ejemplo el de la telefonía móvil.

“Hoy por hoy, como son precios en referencia en dólares de esos servicios -yo tengo un plan de 25 dólares, ya hoy pague más- porque encarece automáticamente los precios”, manifestó el economista.

Además, otro de los impactos negativos según el experto se vería reflejado en la producción ya que para producir en el país los insumos en un 80 por ciento son importados lo que impactará en el bolsillo del pequeño productor y microempresas.

“Si usted produce algo de alimentos o si está en el sector construcción hay que importar la retroexcavadora entonces todas esas cosas al final producen una inflación en este caso indirecta, termina encareciendo el producto final”.

Lo anterior representa costos de vida elevados y un poder adquisitivo de la población menor con el paso de los años.

“Por eso es más negativo depreciar la moneda en nuestro país por esa deficiencia”, dijo Zepeda.

¡Ganar ganar!

La depreciación representa un beneficio para el sistema financiero en el sector de remesas porque según Zepeda “se utiliza el precio de compra y automáticamente cuando llega alguien no le dan los 25 lempiras le da el precio de compra, al final toman al rematante o al que recibe la remesa como alguien que llegó a vender dólares, cuando llega a venderlos se los compran en el menor valor”, manifestó el economista.

De acuerdo con el informe de enero del Banco Central de Honduras, el país alcanzó 0,24 por ciento. Para el 2019 la inflación cerró 4,08 por ciento.

A la fecha la tasa de cambio tiene un precio de compra de 24,8331 lempiras por dólar y la venta se mantiene en 25,0069 lempiras.

Lea: Cohep prevé un impacto económico devastador por el covid-19, como la caída en 20 por ciento de las remesas