La precariedad de la economía hondureña se refleja con más crudeza en la mayoría de la población que vive en la pobreza.

Los reportes que manejan los mismos empresarios, revelan que -en promedio- solamente una persona por familia tiene empleo y esto incide en que la capacidad adquisitiva de los hondureños se ha desplomado.

Te podría interesar: ¿Cuánto debes recibir de aguinaldo según el tiempo que llevas trabajando? ¡Aquí te mostramos cómo calcularlo!

Los sectores desprotegidos se encuentran, entonces, en desventaja. Por un lado, no hay suficientes fuentes de empleo que les garantice un ingreso mínimo para cubrir las necesidades básicas; entre ellas, la de alimentación.

Por otro lado, el costo de la vida se eleva de tal manera que los más pobres no pueden cubrir los más elementales renglones de su sobrevivencia.  

Empleo en Honduras.
Solo un miembro de cada familia tiene empleo.

En noviembre, el Índice de Precios al Consumidor se incrementó en 0.30 por ciento. Esta variación es el resultado de los aumentos en los precios de algunos productos alimenticios y de los combustibles.

En ese sentido, el reporte del Banco Central detalla que la inflación acumulada en 2019 se ha situado en 3.65 por ciento, un indicador muy cercano al cuatro por ciento que arrojaron los períodos 2018 y 2017.

En noviembre, la mayor variación se presentó en la familia de los alimentos y bebidas con un 0.14 por ciento. Seguidamente aparecen el transporte, los servicios de hoteles, cafeterías y restaurantes y las prendas para vestir y calzar.

Lea también: Hondureños ya no pagarán 15% de ISV en factura eléctrica residencial

En los otros escalones están los rubros de muebles y artículos para la conservación del hogar, el alojamiento, agua, electricidad, combustibles, salud, recreación y cultura.

Según se estiman, el mayor aumento de precios durante noviembre de 2019 se presentó en la región norte, con un 0.52 por ciento. Los movimientos moderados se produjeron en las zonas central, con 0.34 por ciento y la parte central con 0.28 por ciento.

La inflación en los departamentos de la zona oriental se ubicó en 0.22 por ciento, mientras que el costo de vida más bajo corresponde a las regiones occidental y sur.

La caída de la actividad económica, la falta de oportunidades laborales y la inflación ponen en más predicado la situación de los segmentos dominantes de la población hondureña que corresponden a los pobres.

Lea también: ¡Cuidado! circulan billetes falsificados en esta Navidad. Sepa cómo identificarlos