Durante los últimos meses, diversos informes económicos señalan que Honduras no es un buen lugar para la inversión, algo que se ha visto además influenciado por los efectos de la pandemia y los actos de corrupción señalados por diversos entes.

Y aunque la próxima evaluación de los indicadores a revisar serán los de 2019, a fin de acceder a los fondos de la Cuenta del Milenio 2021, todo indica a que Honduras se quedará una vez más fuera de ellos.

Es decir, el indicador corrupción, no permitirá a Honduras aplicar a ser considerada para el programa de la Cuenta del Desafío del Milenio 2021.

Ante ello, tunota.com buscó una voz autorizada para revisar y exponer cuál es la falla que ha dejado a Honduras por 12 años sin posibilidad de acceder a tales fondos. Para ello, Roberto Lagos, un experto económico que conoce el tema al dedillo, pone en evidencia del porqué se avecina una nueva negativa en el llamado MCC.

Lagos expuso que las posiciones vulnerables del país que comprometen su desarrollo económico e imagen como un país atractivo para la inversión influyen en sobremanera para la clasificación, dado que Honduras se ubica entre el percentil 15 y 18, sin alcanzar el 50, que es el necesario.

Lea: Según el Banco Mundial, Honduras es un país difícil para invertir

Los índices "se dividen en indicadores de Libertad Económica, indicadores de Gobernanza e indicadores de Inversión en las personas; dentro de los indicadores de Gobernanza hay uno bien importante, que es el control de corrupción”, puntualizó.

Esta evaluación siempre tiene un rezago de dos años, la MCC realizará su evaluación en noviembre de este año, ellos le llaman cuenta del milenio 2021, pero muchos de estos indicadores corresponden a los resultados del 2019, señaló el hondureño.

Ya son 12 años en los que Honduras reprueba para acceder a los fondos de la Cuenta del Milenio. Foto: Criterio.hn

Básicamente, para tener acceso a un compacto y ser un país elegible a la MCC, Honduras necesita aprobar 10 indicadores de estas tres categorías: los indicadores de derechos políticos, libertades civiles y el indicador de corrupción, “este último es el que no ha podido aprobar Honduras”, mencionó.

12 años sin aprobar

“Se ha tenido problemas históricos desde hace 12 años para aprobar ese indicador, porque en las ultimas 12 evaluaciones no las hemos aprobado; mientras no se logre este indicador, no puede tener acceso a los fondos de la MCC, o no puede ser un país elegible. Este indicador de corrupción utiliza los datos del Banco Mundial (BM) para su producción”, lamentó el economista.

Lagos identificó un principal elemento este año, con respecto a la reprobación de nuevo en la MCC, “hubo un deterioro súper fuerte en el Indicador de Corrupción, porque quedamos ubicados en el percentil 23 por ciento a nivel mundial, es decir que de todas las economías que hay en el mundo, el 77 por ciento de todos los países del mundo obtuvieron una nota mejor que la de Honduras”.

Vea: Negocios online han incrementado durante pandemia en Honduras

“La corrupción tiene un impacto claro porque se convierte en una barrera al crecimiento económico y eso es un impacto cuando no permite que el uso de los recursos se utilice de forma eficiente”, expresó.

Una vez que el Banco Mundial saca estos datos, la cuenta del milenio no hace el comparativo con todos los países del mundo, sino que solo elige 29 países, “Honduras está siendo comparado con 29 economías y eso lo hacen de acuerdo a su Producto Interno Bruto (PIB) Percapital. Las competencias incluyen: Argelia, Angola, Bután, Bolivia, Cabo Verde, Costa de Marfil, Egipto, El Salvador, Ghana, por mencionar algunos”, manifestó.

Debajo de la mediana

La MCC utiliza la siguiente metodología; saca la mediana de los indicadores de corrupción y entonces observa si el país se ubicó por encima o por debajo de la mediana, en este caso de Honduras, quedaría ubicado por debajo de la mediana y en el percentil 15, lo que significa que el 85 por ciento de los países incluidos en el estudio de la cuenta del milenio están por encima y para aprobar los indicadores de corrupción, debe ubicarse en la mediana, o sea en el percentil 50, señaló.

Honduras al no aprobar este indicador, automáticamente Honduras no se convierte  en un país elegible y lo más grave de la situación es el deterioro que observamos en la MCC porque Honduras el año pasado se ubicó en el percentil 37, pero con este deterioro se está ubicando entre el percentil 15 y 18.

{"url":"https:\/\/twitter.com\/roberto_lagos_m\/status\/1190752037199392776","type":"rich","providerNameSlug":"twitter","className":""} -->
https://twitter.com/roberto_lagos_m/status/1190752037199392776

Lagos hace un recorrido histórico para saber en que año se aprobó y administró por primera vez un fondo de la MCC para Honduras, y cuánto fue lo asignado, “durante la administración del presidente Ricardo Maduro (2002-2006) fue donde se consiguieron los fondos y luego ejecutados durante la administración de Manuel Zelaya (2006-2009), con una asignación de  215 millones de dólares con un proyecto de 5 años y siendo negociados 20 mayo de 2005”.

“Esta inversión dejó la carretera CA-5, que es el proyecto de infraestructura, carretera que va deTegucigalpa a San Pedro Sula; estos fondos y recursos ayudan a la implementación de proyectos de esta índole u otros que van a las prioridades nacionales con los mejores índices de calidad”, expuso.

Puede interesarle: Leves rebajas en los precios de los combustibles a partir del lunes

Otro punto importante  que mencionó Lagos, es que estos indicadores son utilizados como base para la sección de fortaleza institucional del índice de competitividad, es decir, que un deterioro en la caída del indicador de corrupción definitivamente tendrá un impacto sobre el índice de competitividad de Honduras, que saldrá para el año 2020, “por esto tiene doble impacto, y recordemos que el índice de competitividad es el que ven los inversionistas para invertir en el país”, recordó.

Salida de la MACCIH

Este acontecimiento también tuvo mucho peso, según el economista, para que estos resultados hoy sean analizados de esta forma, pues “estamos siendo evaluados para el 2021, pero esto fue lo que ocurrió en el 2019 y si podemos revisar los registros, lo más fuerte que sucedió fue la salida de la Misión de Apoyo Contra la Corrupción e Impunidad en Honduras (MACCIH) y esto tuvo un impacto en el deterioro de este indicador”.

La Organización de Estados Americanos (OEA) confirmó el fin de la MACCIH luego de que fracasaran las negociaciones entre la OEA y el gobierno hondureño en los términos de renovación del mandato de la misión, según el comunicado de 17 de enero.

El Banco Mundial obtiene estos datos básicamente por varias fuentes como la unidad de inteligencia de la revista The Economist Intelligence Unit, Latino Barómetro, Heritage Foundation Index of Economic Freedom, Freedom House, Bertelsmann Transformation Index y transparencia internacional y otro tipo de encuestas, señaló.

“Lo que hace el Banco Mundial es sintetizar todas las encuestas que son realizadas de percepción y otras a especialistas que describen cuál es la situación de Honduras; a todo esto se le asigna una nota numérica y después se condensa en un solo indicador que representa el de corrupción que observa del Banco Mundial”, mencionó Lagos.

Lea: Empresarios hondureños piden al gobierno 'un pequeño sacrificio': eliminar pagos a cuenta del ISR 2020 ante crisis económica por covid

Una de las preguntas frecuentes que hacen muchas personas, según el economista, es que si este indicador solo incluye la corrupción en el Poder Ejecutivo, definitivamente, un porcentaje es referido a la corrupción en el Ejecutivo, pero las encuestas incluyen los actos de corrupción en el Poder Judicial, Poder Legislativo, también en la Policía Nacional y Gobiernos Locales (Alcaldías).

El economista concluye y cree que es sumamente complicado que Honduras apruebe los Indicadores de Corrupción en un futuro cercano, porque en el indicador del próximo año de la MCC, que será la del 2022, se incluyen los datos del 2020, pero ya se está cerrando el año fiscal 2020.

Entonces, lo ocurrido con el tema de Invest-H, definitivamente tendrá un impacto y probablemente incidirá en las futuras calificaciones, todos los elementos de transparencia y corrupción ocurridos durante la pandemia, impactaran significativamente.

“Lo más complicado para las próximas autoridades que entren al Gobierno, es que ellos podrán empezar a incidir en este indicador de corrupción hasta el segundo año de su mandato, porque en la cuenta del 2023 o 2024 se estaría revelando los datos del primer año de la gestión del próximo gobierno; será muy complicado y además cuesta mucho mover este indicador debido a que representa la percepción de las personas”, finalizó.

Lagos es matemático, máster en Economía en la Duke University, pasante de un doctorado en Economía en University of North Carolina Chapel Hill e investigador en el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), en Washington DC.