Tras el anuncio del presidente del Banco Mundial (BM), David Malpass, de llamar a los países del G20 a posponer el cobro de las cuotas de pago de deuda a los países más pobres del mundo, para que estos inviertan en la lucha contra el coronavirus, el gobierno de Honduras ya hizo su petición formal para acceder a los mismos.

La ministra de Finanzas, Rocío Tábora, tuiteó que han solicitado al Banco Mundial "se nos indiquen los pasos a seguir para concretar" como suspender "los pagos de deuda de los países AIF".

https://twitter.com/RocioIzabel/status/1243934587631415296

La funcionaria en una serie de tuits (3), detalló además que en caso de ser positiva la respuesta del Banco Mundial los fondos de las cuotas serán depositados en una cuenta especial para atender la emergencia.

https://twitter.com/RocioIzabel/status/1243935795452526592

Los tres tuits, hicieron mención al Presidente de Honduras, Juan Orlando Hernández (@JuanOrlandoH), al jefe del BM (@DavidMalpassWBG) y a la Presidencia de Honduras (@Presidencia_HN).

Tábora dijo que esta iniciativa es similar a la que JOH pidió ante la Cumbre del Clima el pasado enero en España.

Según datos públicos del BM en su portal web, Honduras tiene una deuda de 9 mil 709 millones de dólares, aproximadamente, aunque hay que hacer nota que Honduras cumple con sus pagos y tiene una economía considerada “ordenada” en ese sentido.

Además: BCIE entregaría $ 50 millones a Honduras para reactivar su economía tras crisis por covid-19