La Empresa Hondureña de Telecomunicaciones (HONDUTEL), se encuentra en una delicada situación económica que se ha visto agravada tras la pandemia, la cual redujo el número de personal que en ella laboraba y además podría provocar un inminente cierre en la estatal.

Desoladas sus instalaciones, poco personal de empleo y el solitario camino que recorre el gerente de la empresa son el refleja de la crisis que vive Hondutel.

Además, esta inestabilidad se agudiza debido al desface en el flujo de caja, mismo que desemboca en sueldos y salarios atrasados y deudas con varias instituciones difíciles de pagar.

Otra situación que alimenta la crisis, son las demandas de empleados y sindicatos, las cuales están arriba de los 1,000 millones de lempiras, casi un presupuesto anual de la institución, que de concretarse podría llevar a la desaparición de la empresa.

Debido a esta problemática, autoridades de la Secretaría del Trabajo remitieron un oficio a las autoridades de finanzas para buscar una solución junto al sindicato.

Pequeños ingresos que genera la empresa

Pese a la crisis, HONDUTEL cuenta con más de 200 mil abonados que le generan 110 millones de lempiras mensuales, no sostenibles para volver sostenible a la empresa que requiere de 15 millones para volver a funcionar con normalidad.

"Con eso estaríamos potenciando, cerrando algunos anillos de fibra óptica, llegando a lugares donde hay grandes necesidades, expuso el gerente Melvin Maldonado.

Por otro lado, el vicepresidente de economistas de la zona noroccidental, Rafael Delgado, manifestó que los diferentes gobiernos, lejos de fortalecerla, han buscado destruirla.

"Lamentablemente nunca ha existido una intención sincera de fortalecerla, la idea es hacerla lo más pequeña posible o incluso desaparecerla para darle lugar a otros intereses económicos que quieren entrar a ese mercado rentable, denunció Delgado.

Según autoridades HONDUTEL cuenta con 2,050 empleados, un 65 por ciento administrativo y un 35 por ciento técnico.

Siendo el objetivo del próximo año, buscar el retiro voluntario de 400 empleados para reducir la masa salarial.

Lea además: ¿Quién será el nuevo operador que sustituirá a EEH?